El panorama político electoral siempre se ve influenciado por el contexto económico y social, van de la mano. El humor de la gente se ve afectado y más cuando se sienten defraudados y angustiados por el presente y la incertidumbre del futuro.
   El actual contexto es difícil para la Alianza Cambiemos, atento a las medidas y los resultados económicos, en donde se les hace difícil explicar la actual situación angustiante y sin más que recurrir al argumento ya gastado de la pesada herencia. Dado que desde que asumió el actual gobierno en el 2015, la situación económica fue empeorando, mientras semestralmente renovaban las esperanzas de un semestre mejor y que lo peor ya había pasado, cosa que nunca ocurrió. Lo que obligó al presidente Mauricio Macri a reconocer la crisis, no alentar expectativas a corto plazo, ubicándose en el contexto real y advertir que vendrán tiempos duros.
   No obstante la sociedad entre el PRO y la UCR, mas allá de las diferencias y grietas que se abrieron en los últimos tiempos siguen tratando de sobre llevar el momento y buscar un mejor tiempo económico y político, a sabiendas que las encuestas hoy en día no le son favorables, y si lo es para la sumatoria de candidatos de la oposición, pero hasta ahora no aparece ninguno descollando las encuestas, salvo la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, con quien la alianza de Cambiemos le gustaría llegar en competencia hasta la recta final.
   En el plano local y provincial los acuerdos de trabajar en conjunto en la campaña electoral del próximo año están acordados en particular en la distribución de cargos expectables entre los del PRO y la UCR.  Por ejemplo se habla que el actual diputado provincial Roberto Rocholl, sería uno de los candidatos a intendente por Cambiemos, pero la lista de concejales la tendría que encabezar un radical. De esta manera entienden que se deberían armar las listas de candidatos alternado lugares en las listas entre referentes de cada uno de los integrantes de Cambiemos. Mientras falta definir la formula a gobernador y vice, los lugares en las listas legislativas serán siguiendo la alternancia.
   Por el lado del Frente Renovador, evidentemente tiene definido que el actual vice gobernador Oscar Herrera Ahuad, será el candidato a gobernador, restaría conocer quien lo acompañará en la fórmula. Hasta aquí van camino a las elecciones con cierta tranquilidad y sin sobresaltos. La gestión del Gobernador Hugo Passalacqua se muestra ordenada y austera, cumpliendo con los sueldos en forma normal y con la obra pública en marcha; y además sabiendo que el mayor descontento de los electores es con el gobierno nacional, mientras que tiene una alta aceptación la gestión provincial que llega al 70 por ciento de buena imagen.
   Si bien falta recorrer un largo camino, desde la dirigencia política saben que se debe recorrer siempre, y no únicamente en época de campaña.
Bajo sospecha
   El plan de reconversión del sistema de Defensa anunciado este lunes por Mauricio Macri, por el cual las Fuerzas Armadas «serán empleadas en forma disuasiva o efectiva» en «agresiones de origen externo», en otro de los puntos de las modificaciones agrega que las FF.AA. podrán «colaborar con la seguridad interior» y con la lucha contra el terrorismo. Sería esencial que desde el estado nacional aclaren cuál es el alcance de la seguridad interior y cuál es su interpretación, como así también la lucha contra el terrorismo, o guerrilla, dado que desde hace un buen tiempo a esta parte no se habla de la existencia de terroristas en el país, salvo caso que se esté pensando en establecer algún patrón de conducta de los movimientos sociales que puedan tener algún tipo de afinidad con el terrorismo, según la interpretación del gobierno o de las propias FFAA.
   Es lógica la preocupación de varios sectores políticos y sociales por esta decisión del presidente Mauricio Macri de ampliar el campo de acción y de intervención de las FFAA. Si bien socialmente la idea es bien vista e incluso se escuchan palabras de apoyo a la medida; deberíamos tener en cuenta que los argentinos por lo general aprendemos tarde de nuestros errores, en otros casos no aprendemos y los volvemos a repetir.
   Es discutible la decisión a la que incluso algunos la han calificado de peligrosa. Está creada la función y misión, ahora seguramente se enfocaran en identificar al enemigo, concepción con la que son entrenados los militares, y en esa identificación del “enemigo” se puede caer en la construcción del enemigo que termine justificando la acción militar.
   Todo esto se da en un contexto en el cual el gobierno nacional reconoce que vendrán tiempos difíciles para la economía, que habrá recesión económica y se prevé un fuerte ajuste para lo que resta del año y en particular para el año que viene. Cuando se habla de recesión y ajuste se sabe que se habla de desempleo. Es imaginable que  todas las medidas que lleve adelante el gobierno nacional generen movilizaciones y protestas fuertes, daría la impresión que el gobierno de Cambiemos -previendo lo que se vendrá- necesitará organizar con tiempo a todas las fuerzas de seguridad y ahora con las FFAA, disuadir, desarticular y, si es necesario, reprimir las protestas.
  Queda en claro que hay dos formas de llevar adelante las reformas y ajustes: con el consenso del pueblo, o a palos. Máxime si se tiene en cuenta que el actual gobierno dice una cosa y hace otra, obviamente que genera sospechas de sus verdaderas intenciones.
Visited 3 times, 1 visit(s) today


Categorías: Columnas de Opinión
Back To Top
Copy link