Durante la 13° Sesión Ordinaria el Concejo Deliberante aprobó con 8 votos y una abstención aceptar el Veto de la Ordenanza N° 2666, de fecha 2 de mayo de 2018, que determina las tarifas del transporte público de pasajeros.

Además, decidió aceptar los precios propuestos por el Ejecutivo Municipal, fijando la tarifa del Transporte Urbano de Pasajeros de la ciudad de Oberá de acuerdo a la siguiente escala:

Único $  11,80  con tarjeta $ 15,00  sin tarjeta
Escolar         $    3,48  con tarjeta $   4,00  sin tarjeta
Universitario $    5,90  con tarjeta $   6,50  sin tarjeta
Jubilado $    5,90  con tarjeta $   6,50  sin tarjeta
Especial $  13,22  con tarjeta $ 16,00  sin tarjeta

Al respecto el Presidente del Legislativo señaló que los análisis realizados para fijar del monto del boleto desde el Concejo, fueron estudiados en forma muy profunda por dos estudios contables. Indicó que se decidió acepar el veto para no seguir dilatando la definición y para no generar polémicas, “todas las tarifas tienen un 20% parejo (de aumento), cuestión que nosotros por ahí no coincidíamos, pero con el fin de que haya paz y que haya coincidencias entre comillas, que todo siga sus cánones normales y asegurarle al vecino el funcionamiento del transporte, hemos aceptado”.

Por otra parte, manifestó su deseo de que este precio aprobado pueda tener vigencia durante un año, “ojalá podamos tener ese precio que el intendente propuso a través de su veto por un año. Tengo muchas dudas por el hecho que nosotros habíamos propuesto $15,50 por un año. Se habló de monedas, pero si el precio está en $16 también se tiene que ocupar monedas, es inevitable. Con esto lo que nosotros queríamos era generar que la gente utilice las tarjetas con el beneficio y el pasaje le costaría $12,50. Pensando en la gente, los Concejales hemos preferido aprobar esto, pero me quedan muchas dudas de que ese boleto a ese precio pueda aguantar un año como habíamos propuesto nosotros”.

Consultado sobre porque se llegó a esta situación, el Concejal Héctor Antúnez Proeza consideró que el veto fue totalmente innecesario en la que hubo una cuestión técnica sobre la aplicación de fórmulas y que después se transformó en algo político por la falta de diálogo que han tenido, inclusive con los concejales del oficialismo.

Sobre los reclamos que se le hicieron a la empresa y la falta de cumplimiento del servicio el edil expresó, “cuando se hace el dictamen con la nueva tarifa y en años anteriores ha pasado, se vuelca en todo el dictamen todo lo que se habló en la audiencia pública. Los controles que salen de los pedidos de la audiencia pública, las ampliaciones de líneas que se han aprobado que se ha aprobado por este Concejo. La autoridad de aplicación lo que tiene que hacer es leer bien el dictamen y ver, en la audiencia pública está lo que dijo la vecina a la que no le llegó el colectivo a tiempo, la vecina que necesita el refugio de la paradita, la ampliación de líneas hasta el Hospital. Está todo en la audiencia pública y está plasmado en el dictamen, o sea nosotros hacemos un dictamen donde también exigimos que se cumpla con el servicio y en el dictamen están las fallas del servicio. Entonces, creo que la autoridad de aplicación lo que tiene que hacer es leer el dictamen y trabajar”.

Artículo visitado 220 veces, 1 visitas hoy


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top