La división Verificación Automotores, dependiente de la Unidad Regional II de Oberá, secuestró esta mañana un vehículo que presenta distintas adulteraciones en el motor y chasis. Se trata un Fiat Duna que fue justamente a la planta verificadora, y el personal que se desempeña en el lugar cuando procedió a verificar el mismo detectó todas las anormalidades. En consecuencia el vehículo quedó a disposición de la justicia, al igual que su propietario, Jorge D.
Entre otras irregularidades encontradas en el rodado se puede mencionar que la chapa patente estaba duplicada. Intervienen en el hecho el juzgado de instrucción número 1 de esta ciudad. El sumario judicial se lleva adelante en la seccional Segunda.

Artículo visitado 331 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top