Los piquetes de productores yerbateros y tareferos continuaron ayer en diversas zonas de la provincia. Los bloqueos fueron resueltos tras asambleas en las primeras horas del día y en algunos casos generaron el corte total y prolongado de las rutas nacionales.
En horas de la mañana, una de las protestas más visibles fue la de los tareferos que cortaron el tránsito en la ruta 12 en inmediaciones del cruce de Santa Ana (frente a una conocida industria yerbatera). Por la tarde, el reclamo se trasladó a Cerró Corá y luego a Garupá con corte total del tráfico. Por momentos, se generaron situaciones desesperantes por automovilistas y hasta una ambulancia que trasladaba a un paciente grave y fueron retenidos en el piquete.
Ayer, el ministro del Agro y la Producción, José Luis Garay, viajó a Buenos Aires para agilizar la búsqueda de una solución al conflicto junto con autoridades nacionales. Por la mañana, informó vía Twitter que dialogaría con los productores y tareferos en protesta, pero condenó el corte de rutas. “Iré a hablar con los productores y tareferos que cortan la ruta 12 Entendemos la situación, pero el piquete no es la solución”, afirmó.
Por la tarde, el ministro informó a El Territorio que se reunirá hoy a las 15.30 en Buenos Aires con el ministro de Agroindustria Ricardo Buryaile para analizar el conflicto yerbatero.

Bloqueos seguirán hoy
“Vamos a decidir en asamblea como seguimos, por lo pronto sabemos que, en San Pedro, Andresito, San Vicente los cortes van a seguir. Se están analizando distintas propuestas, hay gente que quiere bloquear la entrada a Cataratas y algunos hacer un tractorazo a Posadas. Por lo pronto, los más enojados son del sector de tareferos”, comentó Cristian Klingbeil, productor yerbatero y dirigente de la Asociación Productores Agrarios de Misiones (Apam).
El representante de productores resaltó que les urge recibir el precio oficial de contado para la hoja verde. Y, en segundo término, que se controle la oferta creciente de nuevas plantaciones del cultivo en la región. “Creemos que no sirve de nada que se fije en 10 pesos el kilo de hoja verde en el Inym, si después a nosotros nos pagan 2,60 o 3. Necesitamos que se garantice un control sobre la oferta de materia prima”, resaltó.
Klingbeil analizó como positiva la medida resuelta por el Inym ayer, cuando se anunció la prohibición de nuevas plantaciones (ver Inym…) “Desde el Inym están sugiriendo que los propios productores hagan una cupificación limitando su cosecha un 20%. Para nosotros es una medida inútil porque sin control todo el que puede cosechar lo hará”, dijo y, por otro lado, razonó: “Prohibir plantaciones en 2018 y 2019 nos parece bien, aunque creemos que la limitación debe ser mayor”.

Cortes y desesperación
Ayer por la mañana, los cortes se realizaron en diversas zonas de la provincia. Los bloqueos se siguieron destacando en la zona Centro (Oberá y San Vicente) y Norte (Andresito, San Pedro). También se informó de un corte parcial en Puerto Iguazú. Por la tarde, hubo un corte sorpresivo en la ruta 105 que obligó a varios automovilistas a buscar un camino alternativo.
Por su parte, tareferos de la zona Centro se movilizaron en la mañana de ayer hasta la zona de Santa Ana y provocaron un corte total de la ruta 12. El bloqueo generó kilómetros de autos y camiones varados por la protesta. Pasadas las 20, los manifestantes llegaron a Posadas.
Ante la incertidumbre del corte, también se generó un incidente en el que un grupo de tareferos tiró piedras a un auto que apresuró su marcha, ya que llevaba a una mujer embarazada que debía llegar a un turno médico. El corte sobre la ruta 12 generó, además de largas esperas, el desvío de cientos de vehículos para poder seguir su camino hacia Posadas o el Norte provincial.
Por la tarde, también se conoció que desde las 16 una ambulancia que partió desde Montecarlo trasladando un paciente grave al hospital Madariaga fue retenida en Santa Ana. Waldemar Laumann, presidente de los Bomberos de Montecarlo, relató que «temieron por la vida del paciente ya que la espera se prolongó por varias horas y no se pudo acelerar el permiso de paso».
Fuentes gremiales apuntaron a este medio que, junto a los tareferos, se observó a infiltrados de otras organizaciones que nada tienen que ver con la protesta yerbatera.
Por otra parte, se remarcó el pedido de audiencia a autoridades provinciales para bajar la tensión sobre el conflicto.
“Todos estos reclamos se tienen que solucionar políticamente. Si hay que gestionar algo a nivel nacional que se gestione desde el gobierno provincial que conoce perfectamente la cuestión no sólo de la yerba sino también del té o la madera”, comentó Carmelo Rojas, titular de Uatre en Oberá.
Y advirtió que la preocupación del gremio “es la posibilidad de que se establezca el cese de cosecha hasta abril. Nos preocupa quién se va a hacer cargo de la contención de los trabajadores, porque van a quedar más de 15 mil trabajadores queriendo trabajar”.

Inym: no plantar hasta el 2020

El Directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) definió ayer medidas tendientes a facilitar el equilibrio entre la oferta y la demanda, como “ampliar el período de suspensión de cosecha; sugerir dejar el 20% de las hojas en planta y no realizar nuevas plantaciones durante los años 2018 y 2019; profundizar las tareas para lograr que nadie venda y nadie compre la materia prima por debajo del precio establecido legalmente, y fortalecer las acciones de fiscalización”, explicó su presidente, el ingeniero Alberto Re.

Artículo visitado 163 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top