La Navidad comenzó con un terrible susto para una familia del barrio Tres Esquinas cuando un conductor, presumiblemente alcoholizado, impactó su camioneta contra el cordón, subió a la vereda, tumbó un árbol y ocasionó importantes daños materiales en la propiedad.
Por fortuna, no hubo que lamentar heridos ni víctimas fatales, puesto que hasta minutos antes varios niños estuvieron jugando en el lugar.
Para colmo, luego del choque el conductor escapó a bordo de un cuatriciclo que llevaba en la carrocería de su camioneta Volkswagen Amarok, con lo que evitó que lo sometieran al test de alcoholemia, ya que la Policía tardó más de una hora en arribar al llamado de los vecinos, aseguraron.
El conductor del citado rodado (dominio MJM-291) fue identificado como Alejandro B. (45), un conocido ex piloto del automovilismo provincial y del Turismo Nacional Clase 2, quien posee antecedentes penales.
El hecho se registró minutos después de la 1 del domingo, en la intersección de avenida Misiones y calle Pergamino de esta localidad.
En diálogo con El Territorio, el propietario del inmueble siniestrado, Alberto Chemes, se mostró indignado por la actitud del conductor de la Amarok, quien en un primer momento se comprometió a pagar los destrozos que generó, pero hasta ayer no había regresado para cumplir con su palabra.
“Pudo haber sido una tragedia enorme, pero gracias a Dios no había nadie afuera. Y menos mal que en la vereda estaba el árbol, sino la camioneta entraba en mi negocio. Calculo que venía a unos 130 kilómetros por hora para hacer los destrozos que hizo”, opinó.

Fuga de película
En el frente de la propiedad funciona un almacén y carnicería, mientras que en el sector posterior reside parte de la familia de Chemes, testigos directos del violento impacto y la actitud desaprensiva del conductor de la Amarok.
El último fin de semana, se sucedieron varios accidentes de tránsito y quedó en evidencia la falta de controles en Oberá.
En tanto, el incidente protagonizado por el ex piloto de carreras fue una síntesis del descontrol generalizado, puesto que no sólo chocó y generó daños materiales, sino que luego exhibió una impunidad que le posibilitó escapar del lugar sin ningún tipo de consecuencia por sus actos.
Al respecto, el dueño de la propiedad precisó que el conductor venía por avenida Misiones, cuando a la altura de calle Pergamino perdió el control del rodado.
“Lo primero que hizo fue llamar por teléfono y enseguida apareció su mujer. Estuvieron discutiendo un rato, él le pidió que lo lleve y ella no quiso. La señora agarró los papeles de la camioneta, la llave y una conservadora, y se fue en su auto. Entonces él bajó el cuatriciclo y se fue a fondo, haciendo zigzag. Salió como diciendo me mato o vivo”, graficó Chemes.
Además, mencionó que un vecino, conocido del sujeto, lo ayudó a bajar el cuatriciclo de la carrocería de la camioneta, que resultó con serios daños en el tren delantero y quedó inutilizada.
Según el comerciante, antes de darse a la fuga el conductor le dijo que se haría cargo de los gastos ocasionados, aunque todo quedó en palabras. En cambio, el domingo al mediodía regresó con un par de individuos y se llevaron la Amarok.
“El tipo hizo lo que quiso, para colmo esa noche llamábamos a la Policía y no venían, hasta que tuvimos que ir a la comisaría. Para eso se había escapado y pudo haber hecho más desastre. Aparte, no puede negar que fue él porque quedaron pedazos de la camioneta”, remarcó.
Asimismo, anticipó su intención de radicar una denuncia, ya que hasta el momento la única actuación policial se redujo a un acta por abandono de vehículo.

Graves antecedentes

En julio del año pasado, el mismo sujeto y un cómplice fueron detenidos en el marco de una causa por el robo de un auto en Campo Grande y el posterior intento de extorsión al propietario.
La causa se inició a partir del testimonio de un comerciante, quien en primera instancia denunció el robo de su Chevrolet Corsa. Pero al otro día recibió un llamado que posibilitó rastrear a los delincuentes hasta Oberá, ya que le solicitaron 40 mil pesos para devolverle el auto.
La recomendación de la Policía fue avanzar en el trato con los ladrones para atraparlos infraganti. Fue así que pactaron encontrarse cerca del Parque de las Naciones, mientras la Brigada de Investigaciones tendió un operativo encubierto.
Ante la contundencia de la prueba, el ex piloto y su cómplice fueron detenidos y alojados en la Seccional Primera. Al tratarse de un delito excarcelable, en un par de días fueron liberados.

Artículo visitado 891 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back To Top