ganadoatacadoEn colonia Yapeyú, del municipio de Guaraní, el productor Juan Carlos Albino Da Rosa está desorientado porque en las últimas semanas perdió a una vaca en un extraño caso que dejó preocupados a los colonos de la zona. Tienen registro de pérdidas de terneros y culpaban a los perros, actualmente no tienen respuestas a las preguntas.
Desde el Ministerio de Ecología -que se acercó hasta el lugar-, analizan como principal posibilidad que se trate de un puma. En esa línea de investigación, se tomaron huellas y muestras de materia fecal para determinar qué tipo de felino merodea la zona. En total, se reportaron tres ataques: dos terneros y una vaca de 300 kilos.
“Primero fueron unos terneros que murieron, pensamos que eran víboras que les mordieron, porque andaban rengos, y ahora pensamos que eran perros, pero no sabemos lo que ataca al ganado, todos los vecinos estamos atentos”, explicó Da Rosa a El Territorio.
Colonia Yapeyú se ubica en una zona alejada del casco urbano de Guaraní y, según manifestó el colono, no es la primera vez que ocurre una pérdida de ganado de esta forma: “No encontramos respuestas a qué puede atacar a las vacas”.
Hace dos semanas, en su chacra apareció un ternero sin vida. Ese fue el primer indicio de que algo estaba ocurriendo, pero Da Rosa culpó a los canes: “Primero creí que eran los perros, porque atacan a los terneros, pero el viernes otro ternero llegó rengueando y pensé que le mordió una víbora y el sábado amanece muerto con la cara toda comida, mientras que el domingo murió la vaca y nos desorientó”.
El sábado, como todos los días, arreó a las vacas hacia un sector cerca de la casa y un grupo quedó atrasado. “Cuando ya fuimos a dormir, escuché que la vaca hizo ruido a lo lejos, salí, no noté nada por la oscuridad y fue lo único que escuche, pensé que se quejaba porque se perdió del grupo, el domingo descubrimos lo peor”, lamentó.
Mientras, el domingo, su suegro fue a trabajar en la olería y descubrió la vaca muerta porque lo acompañó un perro que se metió al monte y empezó a ladrar muy fuerte. Esto llamó la atención del hombre, que fue a ver y se encontró con una escena impensable.
En la zona no hay mucho monte cerrado, sino más bien plantaciones de yerba mate y té, mientras que los pequeños espacios selváticos son los que separan las chacras. En este marco es que la gente descarta que algún animal grande merodee el sector.
“Me dijeron que podía ser un pumita o yaguará grande”, explicó a este medio Da Rosa, en medio de la incertidumbre por saber qué clase de animal ataca a las vacas. Además, reconoció que le pasó algo similar a un vecino: fue atacado un ternero y perdió una oveja.
“Estamos seguros de que es un felino”
Javier Patcher, director de Área Protegida del Ministerio de Ecología de la provincia, señaló que fue hasta el lugar y realizó un relevamiento de pruebas (huellas y materia fecal). “Estamos seguros de que es un felino, aunque no sabemos de qué tipo es. Si fuera una yaguareté, lo que nos parece raro es que no hay vegetación para que pueda sobrevivir y, por otro lado, no comió los sesos de los animales. No es un dato menor, porque es el único con la fuerza para romper el cráneo de una vaca de 300 kilos”, explicó Patcher en diálogo con El Territorio.
“No hay ninguna reserva ni parque ecológico cerca, por eso nos inclinamos a que es un puma, lo cual es muy común en las zona de pastizales de la zona Sur”, agregó.

Artículo visitado 607 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Interés general Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top