Vecinos del barrio Caballeriza expresaron quejas por la calidad del almuerzo que se sirve en el comedor comunitario, proveniente de la Cocina Centralizada de la Municipalidad.
Las principales críticas giran en torno al exceso de condimento, lo que hace que muchos niños no quieran comer.
“La comida viene muy picante y no estamos acostumbrados. A mis hijos nos les gusta, pero trato de arreglarla un poco para no desperdiciar. Si la salsa es muy picante agrego un poco más de agua, pero no queda bien”, explicó Marisa, madre de tres pequeños de 4, 5 y 8 años.
Y agregó: “No es que uno sea delicado, pero la comida viene muy pesada y a los chicos no les cae bien”.
En tanto, consultado por El Territorio, el encargado de la Cocina Centralizada, Benito Fernández, aseguró que “no se utilizan condimentos, salvo pimentón para darle color a la comida”, e indicó: “Tampoco se fríen los alimentos”.
En el lugar, diariamente se preparan ocho ollas de cien litros cada una, lo que hace alrededor de 1.500 porciones que son repartidas en los diferentes comedores de la ciudad.
Si bien el área cuenta con un nutricionista, no siempre asiste o supervisa el proceso de cocción, reconoció el responsable. Además, mencionó que no hay un menú fijo, sino que se adecúa al clima.
Sobre el alejamiento del nutricionista por diferencias de criterio con el encargado, Fernández dijo desconocer esta versión y aseguró que en el lugar no recepcionaron críticas por la calidad de la comida.

Artículo visitado 136 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top