En marzo pasado, la esposa de un empleado municipal aportó datos que en apariencia relacionaban al sujeto y a otros compañeros con la planificación de un robo al depósito del cementerio La Piedad de Oberá.
La mujer contó que pretendían hurtar cuatro motoguadañas y que los ladrones ya tenían comprador para todo el lote. Llamativamente, la información habría sido minimizada por las autoridades comunales y los señalados continuaron en sus puestos de trabajo.
El caso podría haber quedado en una anécdota más, de no ser porque el último sábado desaparecieron dos de aquellas motoguadañas y los autores del hecho no tuvieron que forzar ninguna puerta, confirmaron desde la Seccional Segunda, donde fue radicada la denuncia.
“Alrededor de las 17.45 del sábado, el personal notó que faltaban dos motoguadañas del depósito, pero la puerta no fue forzada. Estimamos que ocurrió entre la noche del viernes y el sábado a la tarde, porque las dos guardias del viernes, de la mañana y la tarde, mencionaron que estaban todas las herramientas”, confirmaron desde el cementerio.
Cada una de las máquinas tiene un valor que ronda los 8 mil pesos. Al respecto, las mismas fuentes lamentaron que “después de la denuncia de marzo, las autoridades no tomaron medidas con los acusados ni se mejoró la seguridad. Además, hubo varios robos en lo que va del año”.
En tal sentido, no se descarta que los mismos ladrones hayan sido responsables de hechos anteriores en el mismo predio, como la desaparición de repuestos de un tractor, hecho que también que denunciado ante la Seccional Segunda.
Hasta el momento, no existen evidencias que involucren con el hecho del último fin de semana a los mismos empleados señalados en marzo.

Robo anunciado
A principios de año, la esposa de un empleado municipal denunció al sujeto por violencia de género y, al mismo tiempo, aportó mensajes de texto que éste habría intercambiado con por lo menos otros dos compañeros de trabajo.
Si bien entonces se inició un sumario administrativo interno, desde la dirección de Asuntos Jurídicos de la Municipalidad no informaron sobre medida alguna.
En los mensajes salientes y entrantes al celular del empleado señalo, habría detalles sobre el frustrado golpe y hasta el destino que tendrían los elementos robados.
Incluso, según se desprende de las conversaciones vía celular, el cuñado de uno de los implicados aparecería como interesado en comprar las máquinas mal habidas, las que luego del atraco tenían la intención de trasladar a la localidad de Florentino Ameghino.
Actualmente, el cementerio La Piedad cuenta con un plantel de 20 operarios, de los cuales seis se desempeñan como serenos en diferentes días y horarios.
Pero no se trata de la primera vez que un hecho delictivo salpica a personal del lugar, ya que a principios de año sustrajeron repuestos del tractor y hasta el momento la Policía no dio con los responsables. En tanto, en diciembre un empleado denunció que le robaron dinero en efectivo.

Artículo visitado 354 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top