marchaA pesar de las intensas precipitaciones que se registraron en la víspera, una veintena de personas se manifestó ayer en reclamo por la liberación de Victoria Aguirre (23), acusada del homicidio de su pequeña hija Selene en complicidad con su ex concubino, Rolando Lovera (32).
Familiares, amigos y referentes de colectivos de género participaron en la marcha que comenzó a las 17.30 en el Centro Cívico, pasó por la Unidad Regional II de Policía y avanzó hasta el Tribunal Penal Uno de esta localidad.
Claudia Aguirre, hermana de la acusada, señaló que actualmente el expediente es analizado por el Superior Tribunal de Justicia (STJ) a partir de un recurso de queja elevado por la defensa de Lovera, que solicitó una nueva pericia psicológica a la acusada.
La convocatoria fue organizada por la Mesa Provincial por la Liberación de Victoria Aguirre y se anunciaron réplicas en Posadas, en Tucumán y en Ciudad Autónoma de Buenos Aires, frente a la casa de Misiones.
Los manifestantes enarbolaron consignas tales como “Libertad y absolución para Victoria”, “Justicia para Selene” e “Inicio del juicio ya”. La Mesa y los familiares solicitaron el cambio de carátula y que la causa sea considerada como un “femicidio vinculado”, explicó Claudia Aguirre, “ya que Selene fue asesinada por Rolando Lovera como parte de la extrema violencia y el cruel sometimiento que ejerció contra mi hermana y mi sobrina durante el poco tiempo que convivieron”.
La mujer está acusada de homicidio calificado por el vínculo y podría ser condenada a reclusión perpetua, mientras que Lovera afrontará cargos por homicidio simple, puesto que era el padrastro de la criatura.

El caso
Aguirre y su ex pareja están sospechados de asesinar a golpes a la niña, que al momento de su deceso tenía 2 años y 4 meses de vida. La pequeña padecía calcificación en el cerebelo, lo que le provoco un retraso madurativo.
En una instancia previa, la Justicia desestimó la excarcelación de la mujer, ya que en su primera declaración -cuando llegó al Hospital Samic con el cuerpo sin vida de su hija- manifestó que Selene sufrió un accidente doméstico.
Luego, rectificó sus dichos argumentando que su ex había golpeado a la nena y que la amenazó para que diga que fue un accidente, circunstancia que habría generado temor e incidió en su silencio inicial.
El 29 de enero del 2015, la madre llegó a la guardia del Samic con su pequeña en brazos y comentó lo del accidente doméstico. La criatura ya no respiraba y en la primera observación los médicos notaron que presentaba golpes y hematomas en varias partes del cuerpo.
En consecuencia, los profesionales dudaron de la versión de la progenitora, dieron aviso a la Policía y la mujer quedó detenida por orden del juzgado de instrucción en turno. Por la tarde fue apresado el padrastro.
La autopsia determinó que Selene recibió un fuerte golpe en la cabeza, lo que le provocó un derrame y un paro cardiorrespiratorio.
Por su parte, en diálogo con El Territorio, la familia de Lovera insistió con la inocencia del sujeto y desestimó que la mujer haya estado encerrada en la casa de la familia, el Villa Mousquere.
“Ella dice que estuvo encerrada en esta casa y que no podía salir, pero hay ventanas sin rejas y hasta una puerta sin cerradura, sólo con un pasador por adentro. No sé cómo pueden decir tantas cosas sin conocer el lugar. Los vecinos veían que ella salía a comprar, o sea que si quería, podría haberse ido”, comentó Rodrigo Lovera, hermano del acusado.

Artículo visitado 284 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top