panelHace más de tres décadas que la Facultad de Ingeniería de Oberá analiza y estudia la posibilidad de generar energía renovable desde diferentes sistemas. Comenzaron con microturbinas que ya inyectan energía a la red eléctrica y también llevan adelante investigaciones en cuanto a energía solar y eólica.
Santiago Giménez es ingeniero electrónico y trabajó en proyectos de paneles solares para que las escuelas de familia agrícola (EFA) de Misiones puedan tener un sistema de bombeo de agua. El sistema es transportable y se afecta a diferentes usos en la institución educativa.
El proyecto que llevó adelante Giménez fue un panel solar que tiene un seguidor solar y eso beneficia para que el panel pueda generar durante todo el tiempo potencia eléctrica, explicó.
Otro de los profesionales de la Facultad es el profesor e investigador, ingeniero electricista Fernando Botteron que actualmente investigan la electrónica de potencia que se utiliza para aprovechar la energía generada por fuente de energía renovable como la solar, eólica, hidráulica, térmica y hasta a combustión.
“Es un trabajo de posgrado. En la mayoría de los casos ya se hicieron las pruebas y están funcionando, ahora estamos tratando de mejorar los diseños y de esa forma pensar en una firma de base tecnológica para empezar a producir”, explicó Botteron.
Actualmente se está terminando un proyecto social con financiamiento de los ministerios del Agro y de Educación en las EFA, donde se instalará un sistema de mayor potencia para bombeo de agua e iluminación, añadió.
También hay líneas de financiación desde el Conicet y gran apoyo a los investigadores en transferencia de tecnología y que tenga un fin benéfico para la sociedad, se explicó.
La Facultad de Ingeniería empezó en la década del 80 con la investigación de micro turbinas hidráulicas que se instalaban en pequeños cauces de arroyos, la mayoría alejados de la red eléctrica. Actualmente la casa de estudios tiene una turbina en el arroyo Tigre y la energía que genera se inyecta a la red eléctrica de la Cooperativa Eléctrica de Oberá (Celo), indicó Botteron.
“También trabajamos con generación fotovoltaica y eólica que empezó el Ingeniero Eric Barney, que sigue trabajando en forma particular porque está jubilado”, dijeron los ingenieros, dejando en claro que las investigaciones de alternativas siempre estarán.
«Hoy la conversión electrónica es para aprovechar la fuente de energía primaria, en una etapa entre la fuente primaria y el usuario, esa energía puede ser fotovoltaica que podrá alimentar la red eléctrica o usar en la colonia dónde no llega la red, también está pensado para quienes tienen un banco de batería para cuando haya cortes de la red», se añadió.
Mientras haya sol se puede generar energía renovable, pero a decir del ingeniero Botteron “la solución para mayor producción sale desde la generación hidroeléctrica, incluso las nucleares o térmicas pero este tipo de generación se debe terminar por el tema del medio ambiente, mientras que las represas tienen que estar controlados ecológicamente”. También señaló que para poder acceder a la energía fotovoltaica es necesario que el estado lo analice y empiece a financiar porque es un sistema que tiene un costo económico elevado. Existen experiencias en Alemania donde estado financió el sistema.
Aprovechar la energía solar para generar agua caliente servirá para abaratar los costos eléctricos y de gas, además la inversión se amortiza en menos tiempo, teniendo en cuenta los costos de la energía hoy, se concluyó.

Por Luciano Ferreyra
lucianoferreyra@outlook.com

Artículo visitado 979 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


2 comentarios en “Generan energía hidroeléctrica y la inyectan a la red de Oberá

  1. Carlos Andrés Ortiz

    Es absolutamente DEPLORABLE que la Facultad de Ingeniería de Oberá. siguiendo el discurso tan emotivo como falto de sentido de la realidad de algunos predicadores a ultranza de las «renovables», nunca se haya preocupado por formar una base de antecedentes sólidos acerca de los muchos proyectos hidroeléctricos a nivel de proyecto ejecutivo, que en su momento financió La Provincia (estudios que irracionalmente se han perdido, tirándose a la basura, y tirándose las valiosas muestras de suelos y otros antecedentes), como tampoco se hizo una base de datos de algún ante proyecto hidroeléctrico realizado por una cooperativa eléctrica, ni se hayan almacenado y estudiado los muchos antecedentes técnicos de los grandes proyectos hidroeléctricos binacionales de nuestra región, ni de los otros muchos de Argentina y de Sudamérica. Por otra parte, el concepto muy afín al ultra ecologismo, que expresa Botterón, no se compadece con la realidad, ni con las urgentes necesidades energéticas y socio económicas de Argentina, del NEA ni de Misiones. También es lamentable que no se asuma que las microturbinas fueron un total fracaso, por estar pensadas y construidas sin analizar que esa micro escala las hacía social y económicamente inviables, como sucedió.
    Carlos Andrés Ortiz

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top