justiciaVecinos de Oberá y colonias volvieron a marchar ayer por el centro de esta localidad renovando el reclamo por seguridad y justicia que surgió tras una serie de hechos delictivos que se propagan por diferentes puntos de la zona Centro.


La movilización se concretó al mediodía y generó demoras en el tránsito. Los manifestantes partieron desde el Centro Cívico, por avenida Sarmiento, portando una pancarta con las consignas que los impulsa.
Transeúntes y comerciantes aplaudieron el paso de la columna, al tiempo que muchos automovilistas acompañaron con bocinas.
“Fue la segunda marcha y por ahí el horario no fue muy adecuado, además de las vacaciones. Pero lo importante es el apoyo de la gente, porque este es un relamo de todos. Desde la marcha del miércoles pasado hubo varios robos más, lo que quiere decir que el problema es grave”, comentó Federico Krohn.
Semanas atrás, el productor fue víctima de un violento asalto en la casa de su madre en la zona rural de Campo Ramón, situación que lo impulsó a colaborar en la organización de las marchas.
Esteban Gómez, de Campo Viera, contó que su localidad no es ajena a la situación de inseguridad que impera en la zona Centro.
“En mi caso sufrí tres robos en dos años. Lo peor es que la Policía nunca me dio respuestas, no encontraron mis cosas ni a los ladrones. Te da mucha impotencia, porque uno trabaja y trata de hacer las cosas bien y en un ratito te dejan con lo puesto”, subrayó.
El comerciante mencionó que su pueblo no escapa a la regla general que se nota en otros puntos de la zona Centro, con comisarías con poco personal y equipamiento insuficiente.
Por su parte, Carlos Acuña, presidente del foro de seguridad y de la comisión vecinal de Villa Kindgreen, lamentó “la falta de compromiso de muchos colegas de los foros, que deberían acompañar estas movilizaciones que surgen de la necesidad. Acá no hay política ni intereses mezquinos, sólo gente que quiere vivir más segura”.
Asimismo, comentó que referentes de otros foros habrían recibido presiones para no participar de las marchas. “Es increíble que a esta altura de la democracia se siga apretando gente, pero no hay que bajar los brazos porque es un reclamo justo y las estadísticas nos dan la razón: todos los días hay robos”, subrayó.

 

 

Artículo visitado 133 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital. Foto: Luciano Ferreyra


Categorías: Destacado Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top