La jornada de cierre del 13er Encuentro Internacional de Realizadores Oberá en Cortos: Por la Identidad y la Diversidad Cultural arrancó con la entrega de premios del Certamen Provincial Cine Joven, a pura emoción y alegría a medida que los presentadores nombraban a las escuelas participantes. La propuesta convocó a chicos de entre 11 y 17 años y fue llevado adelante por el Área Comunitaria del Instituto de Artes Audiovisuales de Misiones (IAAviM), que funciona en la órbita del Ministerio de Cultura, Educación. También contó con la colaboración del Programa Conozco Misiones de la Gobernación, y de los docentes capacitadores y facilitadores del Centro de Actividades Juveniles (CAJ).

El Certamen produjo 31 cortometrajes, realizados por 330 chicos de diferentes escuelas misioneras y 50 capacitadores, facilitadores y acompañantes de los alumnos. Todas las producciones de este cine emergente fueron proyectadas en el Espacio Incaa del Cine Teatro Oberá y su objetivo pedagógico fue la alfabetización audiovisual con temáticas transversales a la currícula educativa actual.

Los ganadores
El primer premio fue otorgado al cortometraje «Mensaje final», de la Escuela Rural Educación para las Primaveras 940 de Colonia Los Paraísos, de El Soberbio, dirigida por el docente Martín Cornell. La película cuenta la amistad entre un bicho mutante nacido de la basura y unos chicos que lo hacen reflexionar sobre la contaminación. El segundo lugar fue para la película «Sin escape», del BOP 20, de Puerto Esperanza, y aborda la problemática de la trata de personas. Además, el jurado decidió otorgar una Mención Especial al corto «Ka´aguy: montes», de alumnos de la comunidad mbya guaraní de Alecrín, San Pedro; por la comprometida elección de las temáticas abordadas, y el compromiso en en sus producciones. La selección de estas películas fue resultado de la decisión unánime del jurado.
La escuela que obtuvo el primer puesto recibió una cámara de video profesional para la institución, premio entregado por el Programa Transmedia de la Universidad Nacional de Misiones. Además, el corto fue clasificado con un ingreso directo a la competencia final del 2016, que se realizará en Posadas en octubre de este año. El responsable del IAAviM, Axel Monsú, anunció que «por el sólo hecho de participar en el Certamen, todos los cortos restantes obtienen su inscripción automática al MovilFest, organizado por el Programa de Gobernación Conozco Misiones, y sus realizadores podrán asistir con los gastos de hospedaje, traslado y alimentación cubiertos.

 

«El valor de contar una historia propia como el cuidado del monte nativo»
El Jurado estuvo integrado por el licenciado en Comunicación Audiovisual, Benjamín Correa, el productor de TV Juan Ferreira, la profesora de música, Silvia Ruloff, y la actriz y cantante, Florencia Bobadilla Oliva. La decisión final del Jurado fue fundamentada a partir del valor del trabajo realizado por los alumnos, quienes «crearon una historia por y para los chicos. Resaltaron la realización integral del cortometraje, la comprensión profunda de la temática elegida, el guión y la realización adaptados a la edad de los creadores, con un mensaje muy bien logrado respecto de la temática».
Respecto del segundo premio, el Jurado consideró que también «superó las expectativas de cómo se trabajó en guión y realización, sobre un tema tan sensible como es la trata de personas». Y en cuanto a la mención especial, la misma fue otorgada por «el valor de contar una historia propia como es el cuidado del monte nativo». El jurado también destacó el trabajo de la facilitadora que coordinó y fue testigo del proceso de producción realizado íntegramente por los alumnos.
El acto de entrega de premios se realizó en el Espacio Incaa del Cine Teatro Oberá con la participación de varios de alumnos de las escuelas, sus docentes y autoridades coordinadoras del evento.

«Todos tuvieron una decisión de coraje»
El director del Instituto de Artes Audiovisuales de Misiones, Axel Monsú, destacó el trabajo conjunto de distintas instituciones para llevar adelante esta propuesta y describió a la misma como “una decisión de coraje”, que significa un primer paso en el camino del cine infantil y juvenil.
En este sentido destacó que se seguirá trabajando en la segunda mitad del 2016 cuando los alumnos participen del MovilFest y en futuras convocatorias en los años próximos. También resaltó el espíritu del trabajo en equipo que demostraron todos los grupos que participaron. «El reconocimiento real de esto, es participar. Fue emocionante escucharlos decir que para muchos era la primera vez que trabajaban en equipo. Debemos trabajar con la cultura que tienen ustedes, que es la de la solidaridad y del trabajo en equipo», expresó a los presentes.

 «Un espacio donde todos trabajamos con el corazón»
Por su parte, la Coordinadora Provincial de los CAJ, Rosa De Olivera, agradeció el trabajo comprometido de los facilitadores, talleristas y docentes que participaron del Certamen, y manifestó emocionada que “como dijo Axel (Monsú), todos estamos un poco locos porque creemos en los sueños, y por ello podemos estar hoy acá viendo estos resultados”. Y en coincidencia con estas palabras, la referente del área de Producción Comunitaria del IAAviM, Verónica Fulquet, resaltó la gran emoción que significa esta instancia luego del gran trabajo realizado. “Para mí es un sueño cumplido, porque llegamos a muchos lugares con la herramienta del audiovisual, que para mí es un gran recurso para contar historias. Fue un espacio precioso donde la gente trabajó con el corazón”.

Los chicos toman la palabra
La emoción de participar en la convocatoria fue un sentimiento común para estos chicos que tuvieron un espacio creativo y libre en su primera experiencia audiovisual.
El alumno Javier Aquino, Eugenia Carolina Benítez, son mbya guaraní de la comunidad Alecrín, y se capacitaron en el CEP 40, de Pozo Azul, de San Pedro, Misiones, y participaron en el corto «Ka´aguy: Montes».
Sobre el proceso de trabajo de su filmación, contó que en junio recibieron la invitación y no dudaron en participar. “Estoy en la escuela secundaria mediada por TICs y el trabajo lo hicimos con los maestros. El tema del cortometraje es sobre los montes nativos. Elegimos el medio ambiente porque para nosotros es importante el monte. Allí tenemos medicina, frutas, muchas cosas”, narró.
“Ahora hay mucho menos montes porque los blancos cortaron todos los árboles, hay poquito. Los abuelos dijeron que hay que cuidar nuestro monte porque es muy importante para vivir.  También los árboles porque con ellos hacemos nuestras casitas», acotó Juan, otro de los niños que participó del proyecto, y que se sintió muy emocionado porque esta experiencia le permitió conocer a chicos de otras escuelas.

Mientras que el coordinador general de Oberá en Cortos, Luca Da Cruz, remarcó que “el Programa de Cine Joven comunitario es muy importante para nuestro Festival, y significa mucho ya que brinda a los niños niñas y adolescentes, el acercamiento al lenguaje audiovisual como una herramienta de expresión en primera instancia, y quizás más adelante el encuentro de lo que podría ser su profesión en un futuro”.

 

«Nunca imaginamos que nosotros podíamos estar en el cine»
Todos los chicos decidieron en común acuerdo los temas a trabajar. Desarrollaron su propio guión, definieron los planos y movimientos de cámara, filmaron y editaron sus materiales. Para ello recibieron capacitaciones específicas que acompañaron el proceso, las dudas y las propuestas.
“Fue una linda experiencia, única e inolvidable. Pedimos opiniones a los chicos y con eso hicimos el guión. Primero íbamos a hacer el corto sobre adicción al tabaco; pero después cambiamos a marihuana porque de eso no se habla mucho», suma Belén, quien también se capacitó en la Escuela 40 de Pozo Azul, realizando el corto «En la vida todo tiene solución».
Los docentes y talleristas jugaron un rol muy importante de acompañamiento y guía. Alejandra Rosi, trabajó con el grupo de la Escuela Educación para las primaveras y la Secretaría de Agricultura Familiar, en el marco del taller de Experimentación Agraria, Ambiental y Artística.
“Hicimos una ficción que se llama «El mensaje final», narra la historia de un ser mutante nacido de la combinación de la basura orgánica e inorgánica, que se alimenta de la contaminación. Pero al hacerse amigo de un grupo de chicos se da cuenta que no está buena la destrucción, y propone que se planten más árboles y se junte la basura», contó la docente que trabajó junto a chicos de 5to, 6to y 7mo grado.
«Como toda experiencia audiovisual tuvo sus momentos de crisis y caos y sus momentos muy alegres. Cuando vimos el resultado final quedamos muy felices, fue un trabajo de paso a paso, de hacer y rehacer», agregó la docente que subió a recibir el premio para la escuela junto a todos los niños que participaron en el cortometraje. Entre risas, nervios y los aplausos del público, los niños expresaron que “nunca nos imaginamos que nosotros podíamos estar en el cine”, expresaron.

El cierre final más que positivo

Finalizada la entrega de premios del Certamen Cine Joven se proyectó en el Espacio Incaa de Oberá, la película de animación 3D «La máquina que hace estrellas», de Esteban Echeverría. En paralelo, el cineasta de animación Juan Pablo Zaramella dictó la masterclass Desarrollo de proyectos de animación en el Sum, del Hotel Casino.

Luego de esta charla, en el mismo espacio, se realizó la mesa abierta Formas alternativas de producción, dictada por Santiago Carabante, Pablo Almirón, Juan Maristany, Ana Martini y Ricardo Arriola. Hacia mitad de la tarde se proyectó la Muestra de Cine Cable con cuatro cortometrajes paraguayos.

A las 20.00 nuevamente se llenó la sala del Espacio Incaa Cine Teatro Oberá para el acto de cierre del 13er Encuentro Internacional de Realizadores Oberá en Cortos por la Identidad y la Diversidad Cultural.

Luego del acto de cierre y con un balance más que positivo de los días transcurridos, se proyectó la esperada película El eslabón podrido, del cineasta argentino Javier Diment. Finalizada la función, organizadores y público se trasladaron hacia la plaza San Martín donde se presentaron las bandas Orillas del Nagual y Sampurete y la DJ Sistah Melu.

Este Encuentro, único en la región y de fundamental importancia para el sector audiovisual, es organizado por la Cooperativa de Trabajo de Comunicación Productora de la Tierra, junto a la Municipalidad de Oberá, la Universidad Nacional de Misiones, la Facultad de Arte y Diseño, Laboratorio Guayrá, el Instituto de Artes Audiovisuales de Misiones, la Gobernación de Misiones, el Consejo Federal de Inversiones y el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales la Secretaría de Medios Públicos Presidencia de la Nación, el Ministerio de Cultura y Educación de Misiones, el Programa Conozco Misiones, el Centro de Actividades Juveniles y el Diario Primera Edición de Misiones y Óptica Mundo, entre otros.

 

Nicolás Battle, productor: Veo al Oberá en Cortos muy comprometido con la problemática regional

El productor cinematográfico Nicolás Battle, presentó en el marco del 13er Encuentro Internacional de Realizadores Oberá en Cortos, su libro Producción de Largometraje, un recorrido sistematizado y cronológico desde el desarrollo de una idea y elaboración de un guión ficcional o documental hasta su comercialización internacional. Incluye detalles y ejemplos de las instancias de desarrollo de proyectos, cómo armar una carpeta de presentación, un dossier, el diseño de pitch, los espacios e instituciones de financiamiento, estrategias de distribución local, leyes de cine, co-producciones internacionales y los aspectos legales y contables de la producción cinematográfica», detalla el productor cinematográfico.

El libro fue presentado en el Sum del Hotel Casino, con una gran convocatoria de productores y realizadores de diferentes provincias y países que participan del Encuentro.

El director ejecutivo de la Cámara de Empresas Productoras de Cine y TV de Paraguay, Ricardo Arriola  consideró que «es un libro absolutamente necesario, porque nos dará un camino claro de cómo producir. Lo que más valoramos es que el autor nos está contando todo lo que sabe».

Por su parte, el productor porteño, Rodrigo Paz, consideró que “la charla fue fascinante, Nicolás tiene mucha experiencia y es muy didáctico, y me parece que el libro es un aporte muy importante».

 

Para que los profesionales refresquen conocimientos

Nicolás Batlle posee una amplia experiencia de más de 15 años como productor audiovisual y diez como docente universitario en la Escuela de Cine, Televisión y Teatro del Centro de Investigación Cinematográfica (CIC) y esa trayectoria, más sus participaciones en rondas de negocios, festivales, conferencias, seminarios y el trabajo cotidiano en el aula, le permitieron compilar una guía detallada para todo realizador que quiera afinar sus procesos de producción.

“Este libro viene a ocupar un espacio donde no hay muchas publicaciones con perspectiva actual y argentina. Está destinado para que los profesionales refresquen conocimientos, para los que están haciendo sus primeras películas o para quienes están haciendo un cortometraje, pero pensando en un largo; y obviamente para los estudiantes de cine avanzados», describe Batlle, quien también recomendó autores de publicaciones sobre la misma temática como Julio Raffo, Hernán Musaluppi o Ana María Mónaco.

 

Misiones, ejemplo de talento audiovisual

“Conozco mucho la producción del NEA. Vine muchas veces al Festival y acompañé muchos proyectos del concurso Raymundo Gleyzer (Incaa). Creo que es existe producción con creatividad enorme, desbordante de talentos, un cine personal muy comprometido con la problemática regional», enfatizó el fundador de la productora Magoya Films, y destacó la importancia de la creación del Instituto de Artes Audiovisuales de Misiones y el ejemplo que significa para otras provincias del país.

Juan Pablo Zaramella, director de cine animado: Celebro que crezcan festivales por fuera de Buenos Aires

OBERÁ. MISIONES. En su primera visita al Encuentro Internacional de Realizadores Oberá en Cortos, el director premiado en el Festival francés Annecy, Juan Pablo Zaramella dictó una masterclass sobre el panorama nacional de la animación y las particularidades de la técnica stop motion (animación cuadro por cuadro).

Nacido en Buenos Aires, se recibió en el Instituto de Cine de Avellaneda, aunque sus primeros pasos fueron como dibujante en el sector del humor gráfico, a lo largo de los años se especializó en la técnica de animación en stop motion (animación cuadro por cuadro) y hoy es el referente más importante de la Argentina.

Uno de sus trabajos más ambiciosos, Luminaris fue preseleccionado en 2011 para los premios Oscars. y cuenta con más de 200 premios internacionales, incluyendo dos del Festival Internacional  de Cine de Animación Annecy. Este festival francés también realizó una muestra retrospectiva de su trabajo ese mismo año. Sus cortos «El Guante» y «Viaje a Marte» obtuvieron por dos años consecutivos los premios al Mejor Corto del Año, que otorga el Instituto de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), y el Cóndor de Plata al mejor cortometraje 2004 y 2005.

 

«Hacemos un tipo de cine distinto al que trabaja con actores»

Invitado para el 13er Encuentro Internacional de Realizadores Oberá en Cortos, desarrolló una charla sobre la animación en Argentina donde consideró que esta técnica está transitando un camino exponencial en todo el país, aunque reconoció que aún faltan crear y formalizar vías de financiamiento específicas para la producción.

“Este es un tipo de cine distinto al que se hace con actores, por ejemplo. Tenemos necesidades, equipos técnicos y presupuestos muy diferentes”. En el marco de esta visita, también se realizó una proyección especial  de sus cortometrajes en el Espacio Incaa del Cine Teatro Oberá.

En la charla, el cineasta realizó un recorrido por el panorama actual de la producción cinematográfica y desarrolló su punto de vista, y enfoque a la hora de trabajar con esta técnica de animación cuadro a cuadro, donde su principal materia prima es la plastilina. “Mi primer acercamiento a la narrativa fue como dibujante, y ahí no tenés límites para crear, todo lo que se te ocurre lo hacés posible, es un proceso surreal o fantástico porque podés alejarte de la realidad. A partir de eso, la animación era el lenguaje más indicado para trabajar», explicó.

 

Cine regional y los festivales

Zaramella destacó  la importancia de los Festivales regionales como espacios de encuentro “de un cine heterogéneo. Para mí es buenísimo ver que en Oberá confluimos personas de todo el país y de otros países, con maneras de hacer cine muy diferentes y que al mismo tiempo se impulsan entre todos” resaltó.

También destacó la importancia que están adquiriendo festivales de distintas provincias. “En un país como Argentina, donde todo está tan centralizado, es muy bueno que muchos festivales tengan autonomía. Es genial el crecimiento de los festivales por fuera de Buenos Aires», y destacó el caso del Festival cordobés ANIMA que cuenta con reconocimiento internacional en este tipo específico de producción audiovisual.

“Hace algunos años fui jurado de los concursos federales del Incaa, y eso me permitió conocer muchas producciones de otras provincias. De lo poco que pude ver de Oberá en Cortos porque llegué más tarde, me gustó mucho la película cordobesa «Primero Enero», pero veo que hay mucha producción cinematográfica», explicó el director, destacando que le resulta muy interesante la constante generación de proyectos talentosos en todo el país.

Artículo visitado 191 veces, 1 visitas hoy


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top