Un grupo de estudiantes de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA acaba de presentar un equipo detector de dengue portátil y de muy bajo costo que permite a cualquier persona sin conocimientos médicos enterarse si tiene dengue, y lo que es más, saber de cuál de las cuatro cepas está infectado. Esta detección tiene vital importancia para el enfermo pues la segunda infección de dengue con una cepa viral distinta a la primera puede ocasionar la muerte por fiebre hemorrágica, y su temprana detección es vital para un tratamiento efectivo. La detección la puede realizar el mismo infectado en su domicilio, y tiene la misma simpleza que una prueba de embarazo.
Hasta hoy la ineficacia de nuestro sistema de salud, hace que ni siquiera podamos confirmar los casos de dengue (con frecuencia falta el insumo de laboratorio que es importado), por lo que en el Hospital de Posadas se suele mandar a la casa a los posibles infectados con un tratamiento de paracetamol que es inapropiado para segundas infecciones.
Lo auspicioso de la noticia es que simples estudiantes sin experiencia puedan lograr lo que todo el equipo de salud del país no pudo siquiera imaginar. También es grato saber que de a poco la Universidad de Buenos Aires va regresando a un sitial de reconocimiento mundial que perdió desde la noche de los bastones largos. Recuerdo que por entonces (1966), en mis épocas de estudiante, solía compartir el aula con alumnos que venían desde los Estados Unidos a estudiar Computación Científica (hoy Licenciatura en Ciencias de la Computación).
El desarrollo del detector está basado en moléculas de acido ribonucleico, que puestas en presencia de las distintas secuencias genéticas del virus del dengue, reaccionan generando proteínas que se tiñen de color según cada cepa del virus. El modelado computacional del proceso permitió diseñar químicamente distintas respuestas de colores según se tratase de alguna de las cuatro cepas del dengue, del zika o de la chikungunya.

Yendo del Niño a La Niña
Hemos comenzado la transición del potente fenómeno de El Niño hacia una Niña débil. De tal manera que los efectos lluviosos del Niño habrán de extenderse hasta bien entrada la primavera y, en cambio, los efectos secos de La Niña recién serán apreciables en el verano.
Mientras tanto, la humedad será la característica dominante del clima, con pocos días soleados y muchos nubosos con frecuentes lloviznas. No se esperan ya lluvias torrenciales, sí chaparrones intensos y cortos.
En cuanto a las temperaturas, los altibajos serán la norma, con refrescadas a frío intenso aunque sin llegar a temperaturas de congelación. El otoño seguirá cálido con temperaturas promedio por sobre lo normal, y el invierno será fresco a frío en promedio, ligeramente más frío que lo normal, con fríos intensos sobre el final del período, y posibles heladas tardías.

Tres mañanas de frío intenso
Las lluvias habrán terminado ayer a la medianoche tan pronto como fueron llegando secas brisas del Sur. Las temperaturas estuvieron en descenso continuo desde el inicio de la madrugada de hoy, y habrán de alcanzar mínimas de 14º en zona Sur, 12º en el Centro y 13º en el Norte. Parcialmente a mayormente nublado durante el día y manteniendo brisas del Sur, las temperaturas máximas de hoy mostrarán pocas diferencias, con 15 y 16º.
El descenso térmico continuará acelerado toda la noche de hoy, y a partir de mañana, tendremos tres días con frío intenso temprano y temperaturas mínimas de 8, 7 y 9º, estará parcial a mayormente nuboso, y las máximas sólo conseguirán subir a frescas con 15, 16 y 18º. La humedad estará en baja.
El jueves el viento estará rotando al Nordeste, el cielo estará soleado y las temperaturas máximas subirán a templadas con 21 y 22º.

Viernes y sábado con lluvias
Desmejorará el jueves a la noche y las lluvias volverán desde las primeras horas del viernes, serán lluvias débiles a moderadas e intermitentes esta vez. Se prolongarán con pocas pausas hasta la mañana del sábado, sumando de 15 a 30 milímetros. Serán días mayormente nubosos y las temperaturas se mantendrán entre frescas y templadas con mínimas de 14º el viernes y máximas de 20º el sábado.  El domingo continuará inestable con momentos de sol y alguna llovizna corta y ocasional. Las temperaturas tendrán pocos cambios.

Por Alfredo Yaquinandi

Artículo visitado 238 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Interés general Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top