La retirada del Niño es lenta con efectos residuales en la atmósfera que mantendrán condiciones de inestabilidad frecuentes hasta fines del otoño. En otras palabras, continuarán presentes las condiciones propicias para la generación de lluvias, pero con intensidad en disminución.

Lluvias en disminución hoy
A medida que la depresión que afectase el Centro y Sur de Misiones el reciente fin de semana con 20 y 40 milímetros de lluvias, se aleja en el Atlántico, una segunda depresión estará arribando hoy al SE de Paraguay y producirá cantidades similares a las de ayer, pero esta vez en todas las zonas de la provincia. Habrá vientos muy leves y neblinas temprano en las mañanas. Las lluvias serán intensas en zonas Sur y Centro hoy a la madrugada, y disminuirán para la tarde acompañadas de momentos de sol. La zona Norte, en cambio, tendrá lluvias moderadas a la mañana e intensas a la tarde y noche. Mejora transitoriamente esta noche en zonas Sur y Centro y continuarán las lluvias con pausas en el Norte. El martes estará mayormente soleado a la mañana en zonas Sur y Centro y con lluvias moderadas a débiles a la tarde. El Norte tendrá lluvias gran parte del día de mañana.
Finalmente el miércoles tendremos mejoras parciales en zonas Sur y Centro: una mañana con sol y lluvias débiles a moderadas para la tarde. En la zona Norte estará parcial a mayormente nuboso sin lluvias el miércoles. Entre lunes y martes se repetirán los totales del fin de semana (20 a 40 milímetros), pero esta vez la cantidad mayor será para la zona Norte. Continuará templado en las mañanas hasta el jueves inclusive y en las tardes las temperaturas máximas estarán por debajo de los 30º.

Tregua del miércoles al sábado
A partir del jueves y hasta el sábado inclusive habrá una tregua con sol a pleno en toda la provincia. Volverá a soplar el viento Norte y se irá poniendo ventoso para el fin de semana, indicando que un frente del Sur se aproxima a Misiones. Aumentarán las temperaturas entre 23 y 25º las mínimas y de 30 a 34º las máximas. A partir del domingo comenzará otra ronda de lluvias, muy débiles y aisladas al inicio, se harán torrenciales y continuas a partir del próximo lunes.

Otoño cálido y muy inestable
Pero inestabilidad no necesariamente significa siempre lluvias, sino que implica condiciones de aire ascendente propensas, en ausencia de vientos, a determinar nieblas y neblinas a nivel del suelo y nubosidad en capas bajas de la atmósfera. Y la frecuencia de estos fenómenos estará garantizada por un océano Atlántico que continuará recalentado todo el año, con lo que los vientos, predominantes del Este en otoño, aportarán abundante humedad para convertir las condiciones de inestabilidad en frecuentes lluvias. Serán vientos cálidos, y la mayor nubosidad impedirá la disipación calórica, manteniendo temperaturas moderadamente superiores a lo que es usual para el otoño.
Algunos investigadores indican que estaríamos próximos al inicio de La Niña, un fenómeno opuesto al Niño en muchas de sus características, pero no hay aún indicios ciertos en el clima de tal mudanza. Por otro lado, si es que la historia aún sirve como antecedente, nunca un Niño fue seguido inmediatamente de una Niña, al menos no sin un período de normalización que pude durar de 6 meses a un año. Tampoco ha habido dos Niños consecutivos, con lo que la expectativa más probable (siempre según antecedentes históricos) es un período normal hasta el verano, con el inicio de La Niña, con su acción limitadora de las precipitaciones, para fines del verano o comienzos del otoño de 2017.

Invierno húmedo con altibajos
Durante el invierno el exceso de humedad y el efecto residual del Niño, mantendrán aún lluvias frecuentes aunque de intensidad sólo levemente superiores a lo normal. Habrá inusuales crecientes invernales de ambos ríos. La franja de depresiones cálidas del Pacífico que hoy transitan el Litoral argentino se habrá desplazado al Norte del Ecuador y será reemplazada por la convergencia de sistemas de alta presión que cruzará el continente sudamericano por la Patagonia, intensificando los vientos del sudoeste (Pampero seco) que provocarán heladas intensas hasta en la región pampeano bonaerense. Esto puede ser interpretado por algunos como un temprano inicio de La Niña pero solo será efectivo en la mitad Sur de la Argentina. En la mitad Norte y más específicamente en Misiones, los calores de este otoño se prolongarán en la primera mitad del invierno generando fuertes tormentas ante la llegada de frentes fríos del Sur, en esas oportunidades, las refrescadas no pasarán más allá de un par de días, no habrá olas de frío prolongadas y temperaturas muy difícilmente alcancen el nivel de congelación.
Será un período de altibajos que se irán haciendo más pronunciados hacia fines de agosto o comienzos de septiembre, cuando habremos de tener algunos fríos del orden de 3 ó 4º de mínima.

Por Alfredo Yaquinandi

Artículo visitado 156 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Interés general Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back To Top