Con gran público que acompañó y el clima que aguantó, el sábado brilló nuevamente la Feria del Libro Usado en el Centro obereño organizada por el Rotary Club Oberá.

 

Muchos libros fueron intercambiados, vendidos y donados. Además los visitantes pudieron disfrutar de los susurros narrativos a cargo del grupo Monalisa, el taller de arte para niños y adolescentes y las exquisiteces dulces que vendían los integrantes del flamante club de adolescentes Interact Club Oberá.

Uno de los vendedores que siempre está presente, Miguel Angel Sawchik, comentó que si bien la afluencia de público fue buena, las ventas cayeron un poco respecto al año pasado, probablemente por el día del mes en que se realizó y además por la baja del poder adquisitivo de las personas.

Los organizadores comentaron que los visitantes, además de manifestarse muy conformes con lo que pudieron encontrar en la feria, solicitaron que en el transcurso del año se lleve a cabo una nueva edición, por lo que se estaría evaluando volver a repetir este año un encuentro similar.

El Rotary Club Oberá agradece el gran apoyo recibido por integrantes de la comisión de la Feria Provincial del Libro, la Municipalidad de Oberá, la Facultad de Arte y Diseño y a los integrantes del grupo Monalisa que este año se sumaron al evento. Además agradece a todo el público que siempre apoya tanto con su presencia, como con la difusión de todos sus eventos solidarios y de servicios a la comunidad.

Artículo visitado 154 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Destacado Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top