Agenda cultural
El Año Nuevo llegó, lo disfrutamos y pasó. Sabemos que no es tan nuevo como lo calificamos, que tiene más de dos mil veinticuatro años, pero le asignamos “magia” al acontecimiento, seducción, encanto, porque como un prestidigitador nos trae regalos y nos promete vida nueva. En la antigüedad motivó creaciones artísticas, porque representaban al año nuevo como un joven medio desnudo, coronado con los doce signos del zodiaco, con una corona de flores y un haz de trigo en la mano, Por supuesto a sus pies ,canastos de frutas que representaban las cuatro estaciones. Esto sí que era una alegoría, También llegamos a creer (la humanidad) que llegar a los milenios era llegar al fin del mundo. A muchos nos tocó recibir el año 2000 y creo que lo hicimos con cierto temor, Como un acontecimiento casi apocalíptico, lo que se repitió en el año 2012 donde se preveía el fin del mundo. Este año repasé una de las leyendas que cuando vine por primera vez a Misiones me conmovió. El día 1° de octubre era el día y el mes que se debía empezar a cuidar el alimento, para que después no faltara durante el año en la mesa de los pobres.
Es parte de una leyenda que protagoniza un guaraní, el señor Karai Octubre y que en parte reproduce Rosita Escalada Salvo, en un capítulo que tituló: “El Karai Octubre. Las Comidas y Las Costumbres” (En “Notas con historia y otras páginas”). Esta leyenda forma parte del Patrimonio Intangible, presentado en las Terceras Jornadas del Mercosur sobre Patrimonio). “ …A Karai Octubre nadie lo ve sino una sola vez al año, Aparece para comprobar que se cumpla con la tradición. Viene con un látigo que trenzó para castigar a quien se atreva a desafiar la costumbre… Para los guaraníes es un mes de pocas cosechas y escasez de alimentos, florecen los lapachos pero disminuyen las cosechas, los frutos del monte, las reservas de alimentos. …Estaban muy flacos. Recién a la salida del invierno sembraban maíz, mandioca, batata El monte no tiene frutos.. Karai Octubre es la pobreza, la miseria, las penurias. Se le ahuyenta solamente con una olla llena de comida (el yopará que es un gran puchero ) Si no encuentra suficiente, Karai se queda con la familia todo el año y además de los rebencazos la miseria les acompañará hasta el fin del año. . Por eso en todas las casas el 1° de octubre no debe faltar comida. Si no buscan comida o si la mezquinan tendrán hambre todo el año…..” Agrega Rosita que esta tradición enseña al campesino a prever el alimento para los suyos durante los meses de “vacas flacas” hasta el fin del año. Hay otro autor (Miguel López Breard) que dice que hay que ofrecerle un buen asado de la mejor mamona de rodeo para ganar su simpatía. ¿Será que actualmente le basta un buen pan dulce y frutas abrillantadas?

Visited 6 times, 1 visit(s) today


Categorías: Columnas de Opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top