En la Defensoría del Pueblo, Patricia Nittmann se reunió con las empresarias María Beatriz Alegre y Graciela Kupski, quienes plantearon la problemática al no poder trabajar hace 8 meses. Solicitan una reunión con el alcalde obereño.
Las empresarias se encuentran molestas por no poder trabajar, teniendo presente que son 8 meses de no poder trabajar absorbiendo todos los gastos, como alquiler, personal y servicios varios. Además observan que otras actividades brindan el servicio sin problemas.

Aclaran que los locales dónde desarrollan las actividades son grandes, con alrededor de 400 metros cuadrados, solicitan que se tenga en cuenta el protocolo que aprobaron a gastronómicos o que se amplié el rango de niños que puedan asistir, teniendo presente la cantidad de metros cuadrados de cada local.

De no ser habilitados solicitan subsidios o esfuerzos económicos a los fines de garantizar la subsistencia del rubro.

Artículo visitado 66 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top