Sorpresa. Esa es la palabra que encontraron los visitantes que llegaron hasta el paso internacional Peperí Guazú, más conocido como Paso Rosales en San Pedro. Es que desde ayer, no se hace más control migratorio en el puesto de la Policía Federal de Brasil y solamente funciona del lado argentino.
La noticia llegó por sorpresa durante la jornada de ayer, ya que el puesto de la Policía Federal brasileña que realizaba el control migratorio en el lado brasilero del paso internacional Peperí Guazú, sin dar explicaciones, más que un cartel en uno de los vidrios, dejó de operar.
De esta forma, para quienes quieran viajar más allá de San Miguel do Oeste, Brasil, deben ingresar al vecino país por Bernardo de Irigoyen.
El Territorio llegó hasta el lugar y en el puesto, que fue inaugurado en noviembre del 2018, las ventanillas están cerradas y se puede leer un cartel donde dice “Migraciones cerrada. Solamente en la Policía Federal en la Ciudad de Dionicio Cerqueira – SC’.
En lo que respecta al lado argentino, las casillas están abiertas y funciona normalmente Migraciones y Gendarmería Nacional por lo que las personas que quieran viajar a Paraíso o San Miguel do Oeste, pueden continuar haciéndolo por Paso Rosales.
Este paso permite la comunicación terrestre entre San Pedro, Misiones y San Miguel do Oeste en Brasil.
En las últimas vacaciones fue uno de los pasos más utilizado por los turistas que iban a las playas de Brasil. Es que poder realizar migraciones en el mencionado paso internacional significaba acortar distancias para llegar hasta las playas.
Según se pudo saber, en estos días desde la mencionada fuerza del vecino país estarían emitiendo un comunicado oficial dando a conocer los motivos del cierre del puesto. Mientras tanto la sorpresa sigue y la tan mentada integración sigue esperando.
Artículo visitado 139 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top