Malhumor, reproches y reclamos generó entre los contribuyentes la imposibilidad de obtener o renovar licencias de conducir emitidas por la Municipalidad de Oberá. El problema acarrea varios días y lo que agrava la situación es que no hay fecha concreta de resolución.
El inconveniente excedería a la comuna y tendría relación con fallas de la conexión con la Agencia Nacional de Seguridad Vial, según explicó Guillermo Correa, director de Inspección General del municipio, quien reconoció las molestias y solicitó las disculpas del caso.
“Para el que circula es un riesgo no tener carné, por el seguro y todas las leyes que así lo exigen. Desde el martes o miércoles de la semana pasada estamos tratando de solucionar y entendemos todos los planteos. Pero todo pasa por la conexión, el interconectado nacional, que escapa a nuestra responsabilidad”, explicó el funcionario.
Sobre el problema, mencionó que por cuestiones de seguridad la citada agencia sólo certifica los carnés mediante una dirección IP, conexión que registra fallas.
“Si el trámite no sale por este IP no se puede reconocer. Por eso, lo que estamos haciendo es anotar el nombre y teléfono del damnificado para que cuando tengamos conexión, llamarlo lo antes posible a realizar el trámite”, reconoció el funcionario.

Artículo visitado 88 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Interés general Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top