Tuvo intervenciones en varias cuestiones vinculadas a los derechos humanos, resultó ser la primer persona trans casada con un hombre privado de su libertad y ahora es la primer egresada trans como Profesora de Ciencia Política del Instituto Hernando Arias de Saavedra de Oberá. Fabiana Tatarinoff-nombre actual- decidió hace mucho tiempo ya- a instancias de su familia que siempre la acompañó- autosuperarse y no quedarse en el encierro, que muchas veces la misma sociedad impone, cuando mira mal a otros que no son de su “misma condición”.

Vive en la localidad de San martín y desde allí viajaba a diario para poder estudiar. “Si de algo me arrepiento es de no haber tenido suficiente coraje para afrontar todo eso hace mucho tiempo, yo creía que debía allanarme a lo que me mandaban hacer, pero un buen día descubrí que puedo superarme, estudiar y crecer como cualquier ser humano”, contó Fabiana a Meridiano55.com.

“Me recibí en diciembre del año pasado como Profesora y ahora espero recibirme como técnica en administración gubernamental y ciencia politica para lo cual me falta la práctica profesional, son complementarias. Creo que no hay otro caso en la provincia, de trans docente, si hay docentes que luego fueron trans”, comentó.

“Tuve que pasar por muchas situaciones raras y recomenzar mis estudios varias veces, porque la sociedad antes era diferente, ahora con las leyes nuevas se ha mejorado esto. No me arrepiento de lo que pasé, me ayudó a crecer como persona , hoy tengo la certeza de lo que quiero hacer de mi vida, no quedarme sino seguir estudiando otras carreras, licenciatura en gestión educativa y abogacía que me apasiona”, resaltó.

Sobre su profesión mencionó que “espero conseguir trabajo pronto, tengo que presentar mi legajo y demás, pero estoy segura que se dará, el sistema educativo en Misiones ya tiene compañeras trans que se desempeñan como Profesoras, aunque ellas unas vez siendo docentes ya, decidieron mostrarse como son: Vanesa Morel y Rosario Schmidt, pero tenemos un sistema abierto y que acepta la diversidad, eso es muy bueno”, destacó.

Decididamente femenina de chica- aunque nació varón- recién en su adolescencia decidió mostrarse como tal. “En ese entonces no tenia noción que la sociedad no estaba lista para verme como tal, en la decada de los 90 se creia que debiamos ser solo personas de la noche, dedicadas a la prostitución, te miraban mal, luego cambió ese concepto y ahi decidi estudiar, recibirme y ser alguien por mi capacidad y no por mi condición sexual. En el Saavedra me han dado todo el apoyo y la contención, fundamental para mi crecimieno, cuando mi papa falleció, esa decisión se robusteció, asi que hoy me siento plena y feliz”.

Con la experiencia de conocer a personas en situación de encierro-está casada con un interno de la Unidad Penal 2 de Oberá- también la curiosidad de conocer procesos legales, derechos y mejoras en el sistema, la instaron a inscribirse en una diplomatura en cumplimiento de penas y politicas carcelarias y la intención de cursar la carrera de abogacia. “Si conocemos nuestros derechos, muchas situaciones de vulnerabilidad a las que pretenden someternos se termina”, insistió.

“No sabía si iba a estar preparada para enseñar frente a un aula, pero cuando hice la residencia me di cuenta que hoy los chicos están mucho más abiertos a aceptar la diversidad, son los adultos los que discriminan o tienen algún tipo de preconcepto, los jóvenes no. Estoy preparada para enseñar y estar frente a un aula, eso quiero”, explicó precisa.

Su seguridad transmite paz y ganas de escuchar su postura y sus conceptos. Incluso cuando habla del sistema carcelario que conoce bien “Creo que hay muchos cambios que se pueden dar, y por mas que habra gente que no está de acuerdo, me parece que las penas deben ser mas duras y se debe obligar al privado de su libertad a trabajar para mantenerse, incluso sostener el sistema penitenciario-sin explotación claro-. El que cumple penas breves sale y vuelve a reincidir, el que queda mas tiempo, sabe lo que es la libertad y si se le enseña un oficio y a trabajar, puede salir y demostrar que son mejores y realmente reinsertarse en la sociedad”.

“Hay muchas personas que son como yo, pero no se animan a mostarse tal cual son, y no hay nada que te haga más feliz, aunque eso tiene que ver con la familia y el entorno. Lo mejor que se puede hacer es comprender y aceptar, respetar al otro, para que no terminen en un mundo de prostitución, porque muchas veces es el único recurso que les queda, si no son aceptados. No tienen que mirar en youtube, como maquillarse, sino ver lo que es la transexualidad, informarse, no somos enfermos. Yo estoy dispuesta a escuchar a quien sea, porque es bueno tener con quien hablar, cuando le pasa lo mismo que a vos”, indicó.

“Quiero decirles a las chicas trans u hombres que se sientan felices con lo que son, si volviese a nacer hoy seria exactamente lo que soy, no hay que tener miedo a enfrentar los hechos, lo único que no se recupera es el tiempo, hay que aprovecharlo, minuto a minuto”, sostuvo Fabiana.

Artículo visitado 586 veces, 1 visitas hoy

www.meridiano55.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top