Un sujeto que estaba detenido en la Seccional Cuarta fue golpeado, violado y empalado por compañeros de celda, tras lo cual habría padecido amenazas de muerte y por ello ocultó lo sucedido durante varias horas, lo que puso en serio riesgo su vida.

Afortunadamente, en un control de rutina, el médico policial detectó que el recluso presentaba hematomas en el rostro, lo que motivó un examen a fondo que determinó serias lesiones.
La víctima fue identificada como Rubén V. (48), residente en el barrio San Miguel de esta localidad, quien se recupera en el hospital Samic.
El hecho se registró el miércoles pasado, alrededor de las 23, cuando al menos cuatro hombres sometieron y golpearon a su compañero de celda.
Pero la perversión de los agresores no se detuvo ahí, puesto que lo empalaron con el mango de madera de una escoba que utilizan para barrer el lugar del encierro. Llamativamente, el personal de guardia no habría escuchado nada.
Fuentes del caso comentaron que los atacantes habrían amenazado de muerte a la víctima para que no denuncié lo sucedido, por lo que tardaron varias horas en brindarle la atención médica necesaria.
El paciente padeció serias lesiones internas y hemorragia, al punto que al ser trasladado al Samic se temió lo peor; aunque con el transcurrir de los días se fue estabilizando y se actualmente se halla estable, precisaron desde el nosocomio, donde se encuentra internado con custodia policial.

Sumario administrativo 

El sujeto estaba detenido por presunto abuso sexual, lo que podría haber tenido relación con el ataque en su contra, habida cuenta al repudio que genera dicho delito en la jerga carcelaria.
De todas formas, se trata de un hecho gravísimo que tendrá consecuencias penales para los responsables del mismo, como así también para el personal policial de guardia.
En tal sentido, las autoridades de la fuerza iniciaron un sumario administrativo interno para deslindar las responsabilidades del caso.
Incluso, confiaron que la Seccional Cuarta dispone de custodia reforzada con personal de Infantería situado a metros de la celda donde se produjo el hecho, por lo que llama la atención que no hayan escuchado ni percibido ninguna irregularidad.
En tanto, los cuatro detenidos implicados afrontan causas por diferentes delitos, a lo que ahora se anexará un nuevo expediente por lesiones graves, amenazas y presunto abuso sexual agravado por alevosía.
En otro orden, a mediados de mes el mismo sujeto violentado fue víctima de un robo en su vivienda de San Miguel. Según denunció una vecina, aprovechando que Rubén V. se halla privado de su libertad, Luis Miguel R. irrumpió en su vivienda y le sustrajo muebles y electrodomésticos.
Orden judicial mediante se comprobó que en la casa del sospechoso había elementos de dudosa procedencia, aunque el propietario no fue habido y la Policía investiga su paradero.
Artículo visitado 517 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top