Tras un parate de 23 días, incluida la feria judicial, hoy será una jornada clave para definir la continuidad del debate oral y público por el homicidio de la pequeña Selene Aylén Aguirre, ya que se resolverá la recusación al Tribunal Penal Uno planteada por la defensa de Victoria Aguirre (24), quien está acusada del asesinato de su propia hija. 
El 4 de julio pasado, el abogado Roberto Bondar solicitó el apartamiento de los magistrados Lilia Avendaño, Francisco Aguirre y José Pablo Rivero, a quienes acusó de parciales a favor de Rolando Lovera (33), imputado por el mismo hecho.
“Ustedes no poseen la necesaria objetividad para administrar esta causa”, disparó el letrado contra el Tribunal.
Oficializada la recusación, el debate quedó postergado y se convocó a un tribunal especial para resolver el conflicto. Éste quedó integrado por los camaristas Jorge Villalba, Graciela Heppner y Julio Carvallo, pero Bondar recusó al último por “enemistad manifiesta”.
Ya sobre el inicio de la feria judicial, las nuevas diligencias se postergaron hasta principios de esta semana, donde la camarista Mónica Azucena García de González fue nombrada para acompañar a las ya mencionadas Villalba y Heppner.
En consecuencia, a partir de las 9 de hoy, dicho cuerpo encabezará la audiencia para tratar la cuestión de fondo y resolver la continuidad o no del Tribunal integrado por Avendaño, Aguirre y Rivero. Los tres magistrados estarán cara a cara con Bondar en la sala de debates y a puertas cerradas.
Según averiguó este matutino, el pedido de recusación sería denegado y continuaría el mismo Tribunal, por lo que el debate podría reanudarse la próxima semana.

Hecho inédito
La recusación planteada por la defensa de Aguirre se inscribe como un hecho inédito en el ámbito local.
Bondar basó su argumento en la supuesta obstrucción del testimonio del psiquiatra Oscar Krimer, perito de parte que declaró en la segunda jornada del juicio.
También refirió que no le permitieron preguntar cuando declaró Gabriel Quiñones, suboficial de Policía encargado de la pericia fílmica realizada sobre las grabaciones de las cámaras de seguridad de la arenera donde trabajaba Lovera.
Al respecto, el Tribunal le llamó la atención al letrado cuando le preguntó al testigo si se podía decir que el acusado asesinó a Selene en dicho predio, lo que es imposible de determinar para el citado perito.
Por su parte, la fiscal Estela Salguero se opuso a la recusación. “No observo subjetividad ni ninguna de las causales que menciona Bondar. Veo un Tribunal que busca Justicia”, opinó.
Asimismo, sobre el cuestionado informe del doctor Krimer, subrayó que éste no puede ser tenido en cuenta porque no está incorporado como prueba. “Para hacer una pericia hay pasos a seguir y en este caso no se cumplieron los requisitos legales. Tampoco corresponde que el médico haga una historia de los hechos”, explicó.
Con relación al informe de las cámaras de seguridad efectuado por el testigo Quiñones, Salguero recordó que “durante dos jornadas previas al inicio de debate oral y público se analizaron las grabaciones y Bondar ni siquiera asistió”, al tiempo que dejó en claro que “no se le puede preguntar al testigo si fulano de tal mató o no. Nos asombra que venga a hacer esa pregunta”.

 

Artículo visitado 193 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top