Hay cuestiones que se corrigen o mejoran con el tiempo, pero otras persisten y generan mucho daño, a pesar del constante reclamo de la comunidad. En este contexto, se inscribe la problemática que padecen los vecinos del Parque de las Naciones con las picadas de motos que caracterizan a ese transitado sector de la ciudad.
Los controles son tan endebles como esporádicos y surgen siempre a partir de algún accidente grave, pero luego se diluyen y los irresponsables vuelven a las andadas, poniendo en riesgo sus vidas y las de terceros.
En los últimos cinco años, se produjeron cinco muertes por picadas en el corredor de la ruta nacional 14, desde el cruce Karaben al Parque de las Naciones.
Además, ahora los habitantes de la zona alertaron sobre la proliferación de una temeraria práctica que realizan muchos que conducen acostados sobre las motos.
A la vista de todos, suelen congregarse en la estación de servicios de la rotonda de rutas provincial 5 y nacional 14, desde donde parten en caravana realizando sus peligrosas carreras.
“Cuando empezamos a escuchar los tiros de los escapes ya sabemos que están llegando para las picadas. Se juntan jovencitos y a veces corren de a dos arriba de las motos. Para colmo, llamás a la Policía y te dicen que no pueden hacer nada; que están cansados de ese tema, que muchos son hijos de gente conocida y si los agarran tienen problemas. Es increíble la contestación, pero verídica”, comentó Carlos Domínguez, vecino del lugar.
Y los testimonios se multiplican, siempre haciendo foco en la inacción policial, a pesar del puesto fijo de ruta 14 y calle Ucrania, epicentro de las picadas.
“Yo me cansé de llamar al 101 y nunca vienen. Me llegaron a decir que circule con cuidado nomás, porque ellos no pueden hacer nada en contra de estos motociclistas. Parece que están esperando que mueran más personas para hacer algo”, opinó otra vecina.
Ante el cúmulo de reclamos que se escucharon en los últimos días respecto al mismo tema, el jefe del Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional II, comisario inspector Claudio Ludtke, indicó que extremará las medidas para atender el requerimiento en la zona, con controles a partir de este fin de semana.

Circuito clandestino
El trasfondo de las picadas incluye apuestas, venta de repuestos y consumo de alcohol. Las convocatorias se realizan a través de las redes sociales, mediante las cuales se lanzan desafíos y organizan carreras.
“Picadas ilegales y venta de merca”. Con esta frase se presenta un adolescente de 18 en su cuenta de Facebook, por ejemplo, quien además sube fotos y videos de sus andanzas.
El mirador del Parque las Naciones, la ex báscula de la ruta provincial 5 y la recta antes del cruce Karaben, límite entre Oberá y Guaraní, son algunos de los puntos de encuentros citados.
En la madrugada del 15 de mayo del año pasado, dos motociclistas fallecieron en el acto al chocar de frente en el Cruce Karaben, sobre ruta Nacional 14.
Las víctimas fueron identificadas como Javier Orlando López (30), domiciliado en Oberá, e Isidro Javier Arnold (24), oriundo del municipio de Mártires.
Luego se estableció que al menos Arnold pertenecía al circuito de picadas, tal como quedó explicitado en su página de Facebook, donde hacía alarde de pertenecer al “Gordillo Team, los ilegales de la 14” y hasta usaban remeras con dicho logo.
Días antes de su deceso escribió: “Hoy se acelera con los Gordillo”. Ahora, ante los hechos consumados, parece un presagio de la tragedia.
En tanto, se muchos conductores se adhirieron a diferentes grupos de WhatsApp donde se comenta y advierte sobre la ubicación de los controles de tránsito, todo con el propósito de evitar a los inspectores.
“Ahora zorros en el bajo de la Sarmiento” y “la poli anda por la zona del Triángulo”, fueron algunas de las alertas registradas por este medio.
Al respecto, el tramo de la ruta 14, desde Guaraní hasta el Parque de las Naciones, es utilizado para correr picadas. En la semana, los diferentes grupos se lanzan desafíos que concretan los sábados y domingos, siempre con apuestas de por medio.

Antecedentes trágicos
En julio del 2014, el maratonista Darío Piñeyro (41) fue atropellado por un joven que corría una picada sobre ruta 14, casi Cruce Karaben. El atleta fue embestido cuando volvía trotando a su casa en Guaraní, después de su jornada laboral en un comercio obereño.
Producto del impacto, Piñeyro fue arrastrado varios metros y cayó sobre el pavimento, lo que le produjo una grave lesión en la rodilla izquierda, un corte en la cabeza y golpes en diferentes partes del cuerpo.
Un hecho aún más trágico se registró 6 de mayo del 2012, cuando fallecieron Emiliano Barboza (17), Leonardo Marcelo Shenholtz (18) y Sergio Fabián Sabarén (20) al chocar frontalmente contra un Ford Focus conducido por Cristian Rodríguez  (18).
El siniestro se produjo cuando los tres motociclistas corrían una picada entre la rotonda del Parque de las Naciones y el kilómetro ocho, sobre la ruta 14.
Según datos oficiales proporcionados por la dirección del Hospital Samic, el 60 por ciento de los siniestros viales involucra motos.
Por ello, el año pasado el Concejo Deliberante local aprobó un fuerte aumento en las multas de tránsito para los motociclistas, aunque los escasos controles hacen estéril la norma.
Artículo visitado 577 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


2 comentarios en “Temen otra tragedia por picadas de motos frente al Parque de las Naciones motos

  1. Mirt

    Me parece que todo comienza en casa.esis chicos que hacen picadas tienen una casa a donde regresan a dormir…y ….papis…si los nenes no saben usar las motos …no les compren.no toda la culpa la tiene la policia.deberian ir a hablar con los padres de esos jovencitos y jovencitas

    Responder
  2. Allan Bertoldi

    Una solucion economica a este problema es que los papas le compren una pistola o le regalen un trozo de cuerda si es que buscan la muerte.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top