La mañana está nublada y hace más llevadero el trajinar en busca de una changa. Preguntan en un par de casas y nada, hasta que en la tercera atiende una señora mayor y pregunta el precio, acuerdan y manos a la obra.
Así, con matices, transcurren las vacaciones de verano para Bárbara Rodríguez (42) y sus cinco hijos -de 13 a 2 años-, quienes la acompañan a podar pasto para ganarse la vida.
La mujer accede a la entrevista, pero aclara: “Si me pongo a llorar, perdoname”. Es que no tuvo una vida sencilla ni glamorosa, más bien todo lo contrario.
Contó que es oriunda de la ciudad de Chivilcoy, provincia de Buenos Aires.
Hace trece años, estando embarazada, llegó por primera vez a Misiones con su pareja de entonces.
“No tuve suerte con mis parejas, es la verdad. El último, que es el padre de las dos nenas más chiquitas, me pegaba y yo aguantaba. Pero empezó a maltratar a los chicos y ahí no aguanté más. Ese fue el límite y me separé. No es fácil, pero se puede salir adelante”, subrayó Bárbara.
Al amparo de la sombra de un arbusto en la vereda, precisó que actualmente alquila una casita en Barrio Norte, tras haber vivido en otros barrios y hasta en espacios verdes.
“Cobro el salario por los chicos y con el corte de pasto gano para la comida del día. Tengo algunos clientes fijos y todo”, comentó orgullosa.
Aseguró que nunca se sintió discriminada para dicha labor por ser mujer, al tiempo que justificó que lleva consigo a sus hijos porque se siente más tranquila al tenerlos con ella.
“Siento que conmigo están más protegidos. Además, me queda muy trasmano para dejar a los más chiquitos en las guarderías municipales, y ellos quieren estar conmigo”, aseguró.
En tanto, manifestó que el mayor empezará primer año de la secundaria.
“A pesar de todo lo que vivimos, yo les inculco el estudio y el trabajo. Capaz hay gente que me ve con ellos por la calle y me juzga, pero sólo yo sé lo que pasamos y lo único que me interesa es tenerlos conmigo”, agregó emocionada.

 

Artículo visitado 643 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Sociedad

2 comentarios en “Bárbara escapó de los golpes y cría a sus hijos cortando pasto

  1. hugo

    Hola podrían pasar algún número de Tel o algo como para contactarme con la señora y poder ayudarla, la felicito por sus ganas y su esfuerzo de salir adelante un claro ejemplo para muchas madres

    Responder
  2. Norma

    Cuando se quiere se puede, un gran ejemplo para sus hijos y para todos aquellos que solo saben reclamar y pedir todo de arriba. Y como dice la señora les enseña que con el estudio y el esfuerzo se puede salir adelante. Felicitaciones a esa gran mamá!! Pasen algún medio de contactarla para colaborar.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top