Amparados en la legislación vigente, fueron liberados ayer dos de los cinco acusados de participar en el rapto y el posterior abuso sexual de una nena de 12 años perpetrado en el barrio Caballeriza de esta localidad.
Se trata de los menores Ricardo Alberto M. (14) y Ricardo Antonio A. (15), quienes por disposición del Juzgado de Instrucción Uno fueron entregados en guarda a sus respectivos progenitores y tutores.
En tanto, los otros tres implicados continúan alojados en diferentes dependencias policiales. Además de Emanuel S. (19) y Matías G. (20), ambos mayores de edad, también Víctor M. (17) sigue tras las rejas por disposición de la justicia, ya que la inimputabilidad de los menores opera hasta los 16 años, expresaron fuentes del caso.
Precisamente, el joven de 17 años es hermano del menor de 14 que ayer fue liberado y regresó con sus padres. En tanto, el chico de 15 está a cargo de una tía, precisaron.
En este contexto, no se descarta que las autoridades policiales incrementen la presencia en la zona para evitar cualquier tipo de incidentes entre los vecinos y los menores implicados, puesto que en los últimos días fueron intensos los rumores de intento de justicia por mano propia.
Incluso, desde la Unidad Regional II informaron que el martes pasado un joven de 19 años fue increpado y agredido físicamente por otras personas que creyeron que tuvo relación con el aberrante hecho del que fue víctima la nena de 12 años.
Por su parte, la mamá de la criatura se mostró indignada por la confirmación de que los dos chicos recuperaron la libertad, al tiempo que anticipó que volverían a organizar una marcha en reclamo de justicia, tal como ocurrió el último sábado.
“Es increíble que esos miserables estén libres y que mi hija tenga que estar encerrada en casa por miedo y vergüenza. Pienso que si un menor es capaz de hacer lo que le hicieron a mi nena, también debería ser tratado por la justicia como cualquier persona”, opinó la progenitora.

El caso
Según la denuncia, la nena fue abordada el pasado domingo 15, cuando estaba en el frente de su casa. Era alrededor de las 23 y uno de los acusados la llamó con la excusa de decirle algo.
La nena lo conocía y se acercó, pero entonces el menor y uno de sus cómplices la tomaron del brazo y le exhibieron un cuchillo, tras lo cual le dijeron que no grite.
Los abusos se concretaron en la vivienda donde residía el mayor de los acusados. Según la nena, al llegar al lugar pusieron música con mucho volumen para disimular sus gritos y pedidos de auxilio.
“En un momento salieron a fumar y le dejaron sola en la pieza. Ahí fue que aprovechó para empujar la ventana y escaparse”, detalló la progenitora.
La menor corrió hasta una casa vecina y pidió auxilio. Tuvo que escapar de los depravados que la persiguieron y amenazaron. Minutos después dieron aviso a su familia, la nena identificó a los sospechosos y radicaron la denuncia.
La nena fue dada de alta tras permanecer cuatro días internada en el Hospital Samic, donde fue sometida al tratamiento de profilaxis que indica el protocolo de tratamiento a las víctimas de abuso sexual. Además, recibió contención psicológica para superar el shock que la aqueja. La causa es “privación ilegítima de la libertad con abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de mayores con menores de edad”.

Artículo visitado 547 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top