Los ediles modificaron partidas y recortaron a Juan Carlos Ríos facultades que tenía en las ordenanzas Presupuesto 2017 e Impositiva. Por ello, el jefe comunal usó su poder de veto y prorrogó proyectos de 2016.

El histórico intendente municipal de Campo Viera, Juan Carlos Ríos, vetó el presupuesto 2017 aprobado por el Concejo Deliberante local y decretó la prórroga del mismo presupuesto utilizado el año pasado para ejecutar este año. La razón es que el Concejo Deliberante, donde no tiene mayoría, le introdujo modificaciones, le recortó facultades y le modificó partidas.
También hizo lo mismo con la Ordenanza General Impositiva que se sancionó por mayoría en el Concejo Deliberante. La vetó y decretó la prórroga de la misma aplicada en 2016.
El monto presupuestario sancionado para 2016 alcanza los 29.220.000 pesos. Para este año se calcula el mismo monto pero seguramente será superado por una mayor recaudación, con lo cual el intendente Ríos tendrá fondos extra de libre disponibilidad que podrá incorporar a las áreas que él considere.
Ríos no quiere que el Concejo le controle ni limite sus facultades, por eso prorroga un proyecto donde tiene menos exigencias.
Se prevé que de continuar este enfrentamiento político pueda llegarse a un conflicto de Posadas entre el cuerpo deliberativo y el eterno jefe comunal.
“La ordenanza Nº 14/16 sancionada por el cuerpo deliberativo local en la sesión del pasado 28 de diciembre muestra rotundos y esenciales cambios al proyecto presentado por el DEM, con supresiones en su articulado, cambios en las tasas, eliminación de temas importantes, recorte de facultades y cambio de destino de los recursos, sin un fundamento sólido o justificación. Muchos de los cambios van directamente en contra de la captación de recursos, que es esencial para poder seguir brindando los servicios básicos”, señala la resolución 02/2017.
También acusa a los intendentes de provocar una “eventual desfinanciación de programas con importancia primordial en un municipio como el nuestro”.
Entre las facultades que le suprimieron al intendente se encuentra la que posibilita al Ejecutivo a “realizar las modificaciones de las tasas, derechos y/o contribuciones que deban ser incrementados con motivo de la inflación, costo de vida y cualquier otra índole”.
Dicha facultad ha sido suprimida por los concejales, con evidente certeza, ya que los principios legales establecen que debe ser el Poder Legislativo el único encargado de modificar las tasas e impuestos a los contribuyentes.
Ríos no tolera esto y asegura en la resolución 02/2017 que “se necesita un tratamiento dinámico a los eventuales aumentos de tasas o tributos necesarios para no desfinanciar la actividad municipal”.
Los concejales fundamentan que, ante la necesidad de una actualización tributaria, se debe enviar un proyecto, se debe analizar y debatir para su posterior sanción en el Concejo Deliberante. Sostienen que los súper poderes que pretende Ríos son “inconstitucionales”.
Otra facultad discrecional que le recortaron pero Ríos instauró mediante el veto es la posibilidad de otorgar planes de pago hasta doce cuotas y quitar intereses de financiación en las tasas municipales.
Otro de los aspectos de la disputa es que el intendente pretendía destinar el ocho por ciento del total del presupuesto al Ente Descentralizado de Programas de Promoción de Desarrollo Local para Emprendimientos Productivos y 4% al área de Cultura y Deportes. Sin embargo, el Concejo Deliberante invirtió los porcentajes considerando que la cultura y el deporte merecían más presupuesto que el programa que reparte fondos en forma discrecional a vecinos y allegados del intendente.
Ríos sostiene que esta modificación “haría tambalear las políticas de apoyo a programas de desarrollo local. Estamos frente a una modificación gravísima en cuanto a la afectación de los recursos, lo que no puede ser dejado de lado por este DEM”, advierte.
En declaraciones radiales realizadas el viernes, Ríos señaló que “el bloque opositor, que es mayoritario, puso numerosas trabas en la gestión durante el año pasado” y se quejó porque “no hemos tenido apoyo del Concejo”. “Ellos se comprometieron con la gente pero están complicando los servicios”, dijo.
“Trataron de trabar todos los elementos que puedan ser de importancia de la gestión y le dan resultados electorales al intendente, llámese las tareas sociales como relleno de terrenos, arreglo de entradas, caminos vecinales”, señaló.
Respecto al presupuesto dijo: “El Concejo elaboró un presupuesto, cambiando las partidas, sacando fondos del Ejecutivo y sumándose un millón al de ellos”, finalizó.

Artículo visitado 129 veces, 1 visitas hoy

Primera Edición


Categorías: Noticias Política

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top