Horas de tensión y malestar padecieron ayer vecinos de la calle Orcadas, en Villa Blanquita, quienes asistieron a un sexagenario fallecido, cuyo cadáver permaneció varias horas a la intemperie, según consignaron fuentes cercanas al hecho.
La víctima fue identificada como Andrés Guillén (60), quien de acuerdo a las fuentes se desempeñaba como changarín y residía con su concubina en una precaria vivienda de madera.
Según el médico que lo examinó, el deceso se produjo por causas naturales.
En este contexto, en diálogo con El Territorio, Carlos Acuña, presidente de la comisión barrial, explicó que a las 7 de la mañana la pareja de Guillén alertó a una vecina que el sujeto se había desplomado en el acceso a la vivienda.
“A simple vista parecía muerto y por eso dimos aviso a la Policía, pero nos dijeron que no podían hacer nada hasta que llegue el médico forense. Pero pasaron las horas y no apareció, hasta que nos dijeron que estaba en Campo Viera y vendría recién a las 18. Para eso el cuerpo estuvo tirado hasta las tres y media de la tarde”, lamentó Acuña.
Finalmente, los vecinos del barrio obereño solicitaron y pagaron la asistencia de un médico particular que corroboró el deceso en medio de dramáticas escenas.
Desde la comuna, en tanto, aportaron el cajón para el velorio que se realizó en casa de un vecino.

Artículo visitado 774 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top