¿Qué sexo tiene este tiempo? ¿Es una Niña u otro Niño disfrazado? Lo que resulta evidente es tiene problemas de “género” y al parecer este año climático no tiene cupo femenino y deberemos soportar la violencia de un Niño que, aunque ya anciano y en retirada, conserva todavía bastante fortaleza como para mantener su acoso.

Frecuentes y fuertes tormentas
La verdad es que la causa de la violencia climática que vivimos tiene su origen en una Niña muy débil, que es incapaz de frenar a un Niño que ha sido muy fuerte, y que mantiene una acción residual que no logra ser contenida. Por otro lado (o por el otro océano), debemos enfrentar los lluviosos y tormentosos efectos de un Atlántico sobrecalentado, y que hace sentir su proximidad sobre las provincias del Litoral argentino. Esta situación recién habrá de mostrar cierta atenuación desde el 21 de diciembre y hasta un mes después.
Se trata del solsticio de verano, fecha en la que el sol alcanza su máxima verticalidad (75º) para nuestra latitud geográfica. Durante el mes posterior, hasta el 21 de enero, la radiación solar va calentando las masas de aire y el Alto Boliviano (centro climático de alta presión) se desplaza hacia el Norte argentino y los frentes polares ya no llegan a nuestra región. Misiones queda dominada por fenómenos de onda corta: pequeños y localizados pero fuertes, son las típicas tormentas de verano.

¿Qué esperar de noviembre?
Misiones quedará dividida por dos climas: los frentes tormentosos, frenados por el Alto Boliviano, oscilarán sobre el Norte y parte del Centro de Misiones, con tormentas violentas y lluvias torrenciales de frecuencia cuasi-semanal, aunque más breves y ya sin la presencia del peligroso granizo. En la mitad Sur misionera, en cambio, las tormentas serán más espaciadas y con lluvias intensas, aunque no torrenciales, y más cortas, transitarán rápidamente la provincia sin saturar el suelo. Como consecuencia, no habrá inundaciones, y la mayor presencia e intensidad solar puede generar insolaciones peligrosas para las plantas delicadas.

Un par de mañanas frías
Se completó ayer la retirada del frente de tormenta de Misiones hacia el Brasil, junto con la potente depresión asociada que circuló por el centro del país, y que se cerró en un potente vórtice de baja presión en el Atlántico frente al Río de la Plata. Una fuerte sudestada afectó ayer a las costas bonaerenses y uruguayas y llegó a Misiones por el sudoeste para el mediodía de ayer, con ráfagas de hasta 55 kilómetros por hora y convertido en un seco viento pampero que nos devolvió cielos despejados para ayer a la noche.  Un sol a pleno sin una nube dominará el cielo todo el fin de semana y hasta el lunes a la mañana.
Una invernal masa de aire frío hará su ingreso hoy temprano, llevando los termómetros a 9 y 8º de mínima, marca que repetiremos el sábado con sólo un grado más para la zona Sur. Las temperaturas máximas se frenarán en 21º hoy. Mañana el viento rotará al Este para la tarde y las temperaturas aumentarán a 25 y 26º de máxima.
El domingo el viento volverá a soplar del este y NE con brisas moderadas que elevarán las temperaturas a valores primaverales. Tendremos así una mañana fresca con 14 y 15º de mínima y una tarde cálida con 27 y 28º de máxima.
De la primavera pasaremos rápidamente al verano para el lunes en un día ventoso del norte que mantendrá un cielo mayormente soleado durante la mañana y con nubosidad en aumento, generando fuertes tormentas eléctricas para la tarde o noche, sin lluvias aún, y con temperaturas calurosas que alcanzarán 31 y 32º de máxima. Se espera otro evento lluvioso pero muy corto que puede precipitar 50 milímetros en una hora durante la tarde del martes pero que no pasará de 75 milímetros en total.

Por Alfredo Yaquinandi

Artículo visitado 140 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Interés general Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top