camionroto

Hay otros camiones pero están rotos.

Semanas atrás, el síndico de la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (Celo), Jorge Duarte, precisó que más de 20 mil obereños no tienen acceso a la red de agua potable local. En consecuencia, la comuna debe abastecer a los barrios con camiones cisterna.
Actualmente, se distribuye un total de 2.330.000 litros por mes en dos camiones Ford, uno modelo 1974 y otro 1998. Además, otros dos cisternas están en desuso por problemas mecánicos, según informaron desde Obras Públicas.
Ante la inminencia del verano y los reclamos que ya se escuchan desde los diversos barrios sin conexión a la red, desde el Concejo Deliberante remarcaron que la adquisición de nuevos camiones cisterna debe ser una prioridad para el municipio.
“Es un derecho de todos los vecinos recibir agua potable en tiempo y forma”, subrayó el concejal Alejandro Etchberger.
Lamentó que los vehículos utilizados para distribuir el líquido vital son muy antiguos y tienen serias fallas mecánicas, lo que retrasa o impide que abastezcan a todos los barrios.
Así, el reclamo permanente de los vecinos es que reciben agua cada dos semanas, lo que resulta insuficiente.
De todas formas, la necesidad de la comunidad y el pedido de los ediles chocan contra las limitaciones económicas que afronta la comuna. En tal sentido, el secretario de Finanzas, Javier Mielniczuk, precisó que la actual gestión heredó una deuda de alrededor de 62 millones de pesos.
“No nos apuramos en hacer una compra apresurada. Invertimos unos 16 millones de pesos del fondo de la soja en la compra de varias maquinas, todo para mejorar la capacidad de respuesta que tiene el municipio. Si bien heredamos una deuda de unos 62 millones de pesos, para fin de año esperamos saldar la mitad”, aseguró.
El funcionario remarcó que la cuestión del agua es central en la agenda del Ejecutivo local. Por ello, mencionó la necesidad de obras en la planta potabilizadora de la Celo que permitirán la ampliación de la red.
“Nuestro objetivo más ambicioso es el troncal Norte, que proveerá agua a San Miguel, Cien Hectáreas, Kleiven. Aparte de esto hay que trabajar en la ampliación de la red de cloacas”, graficó.

Panambí dice que tiene saldo a favor
PANAMBÍ. Para el intendente local, Rosendo Fuchs, el municipio tiene beneficios a favor en el convenio con la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (Celo). Aseguró que a fines de julio se realizó un balance en conjunto con la cooperativa y solicitaron el certificado de libre deuda.
La consulta se realizó luego de que el presidente de la Celo, Romeo Schwemberg, declarara a la prensa que como mínimo cinco municipios estaban en deuda y sin convenios con la entidad eléctrica.
“Está pendiente sentarnos para ver cómo vamos a hacer este año, desde enero a la fecha, porque hay una diferencia de la cooperativa que beneficia a la Municipalidad”, sostuvo Fuchs.
La intención es reunirse entre los representantes de ambas partes para analizar cómo será el nuevo convenio. La comuna no pediría dinero en efectivo, sino una contraprestación con mano de obra.
Para Fuchs, lo mejor es llegar a un acuerdo, porque hay obras por realizar en el kilómetro 4, se compraron todos los elementos y falta la mano de obra.
“Pagando el consumo nuestro a la Celo, nos sobra la diferencia económica, el espacio aéreo lo tiene que pagar la cooperativa, pero esa diferencia se puede dar con intercambio de farolas para alumbrado público en diferentes zonas”, especificó.

Para marzo, la línea 132 kw
A comienzos de 2017 debe estar finalizada la obra de la línea de 132 kv, anhelada por empresarios madereros y aserraderos de Panambí.
“Se está construyendo el hospital, necesitamos terminar los pozos perforados, y sin energía, ningún proyecto puede avanzar”, finalizó el intendente.

Artículo visitado 216 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Interés general Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back To Top