absueltoUn comerciante paraguayo de 37 años fue absuelto por los miembros del Tribunal Penal Uno de esta ciudad del delito de homicidio simple, en el marco de un debate oral y público realizado ayer por un hecho ocurrido en febrero de 2014 en el barrio San Miguel y cuya víctima fue Jorge Daniel Rivero. 
Este último murió de una puñalada en la zona de la axila derecha durante un altercado que mantuvo con el acusado. 
Tanto la representante del Ministerio Público Fiscal, Lucia Alarcón, como la defensa de Osvaldo Mora (27), representada por el abogado Gerardo Benítez, coincidieron en el pedido de absolución del imputado, ya que mediante los testimonios dados por testigos, junto a las pericias hechas en su momento, quedó acreditado que el acusado actuó en legítima defensa el día del hecho. 
Según se pudo reconstruir durante la etapa de instrucción de la causa, la noche del 12 de febrero de 2014 tanto la víctima como un hermano mayor de edad irrumpieron en la vereda del negocio que tenía el imputado junto a su esposa en el barrio San Miguel. Allí, los hermanos habrían solicitado a la esposa de Mora que les fiara vino y cigarrillos.
Ante la negativa de la mujer por el avanzado estado de ebriedad que ambos presentaban, los vecinos habrían intentado agredir a la comerciante, razón por la cual tuvo que intervenir Mora. 
Para la jornada de ayer estaba previsto que declaren ocho testigos, de los cuales sólo cinco se presentaron ante el tribunal. Es por ello que se agregaron a este debate los testimonios hechos en la instrucción de la causa por parte de los tres ausentes. 
Durante la única jornada de debate se escucharon los relatos de vecinos del barrio que presenciaron la discusión y del hermano del fallecido, quien también fue atacado por el enjuiciado la noche del hecho. 
Menos este último, los otros cuatro testigos indicaron que Mora se defendió del ataque de los dos hermanos, y todos recordaron que ambos habían estado durante varias horas consumiendo bebidas alcohólicas en el barrio. Y que además portaban cuchillos de distintos tamaños, con los cuales después habrían intentado amedrentar a la pareja de comerciantes.
El acusado llegó al debate  en libertad, luego del pago de una caución real, imputado del delito de homicidio simple, y ayer estuvo acompañado de varios familiares. 
El debate oral fue presidido por el magistrado Francisco Aguirre, quien estuvo secundado por sus pares Lilia Avendaño y José Pablo Rivero.

Artículo visitado 358 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back To Top