brasileraCon una amplia sonrisa y un brillo especial en los ojos esta digna representante de las tierras brasileras, Macarena del Sol Durán Sosa, lo primero que remarcó es su profundo orgullo por representar a esta colectividad. «Tengo mi abuela que vivió hasta los 12 años en Santa Teresiña. Es un orgullo representar su cultura, que por ahí no todo el mundo conoce. También me motiva saber que hay un montón de personas que trabajan atrás para que salga tan bien todo y me hace seguir con ganas», señaló la soberana.

Para esta posadeña, estudiante del segundo año de la carrera de Comunicación Social, la emoción se le nota al hablar y quiere contar todo de la Fiesta del Inmigrante. Permanentemente se muestra agradecida con las personas que trabajan en la puesta en escena de la celebración, y reconoció: «Siempre participé como asistente, desde afuera y me encantaba».

En referencia a la participación de los jóvenes, fue muy clara al contar que su colectividad es una de las más numerosas dentro del Parque de las Naciones, y que » la mayoría son jóvenes y participan sin fines de lucro, por amor a la colectividad y en diferentes ámbitos, cocina, bailes mozos, músicos. Ver que sienten tanto y saber que se criaron dentro de la colectividad, es lo que me hace sentir muy bien y emocionarme».

También invitó a los jóvenes a «conocer, informarse, aprender y disfrutar de esto no solo como una fiesta, sino de todo lo que tenemos para mostrar y llenarnos de cultura desde chicos, porque cuando realmente aprendés te sentís lleno, y sabés que tenés un conocimiento para defenderte en la vida».

Con respecto a su asecendencia , Macarena recordó que su abuela vino a la provincia cuando tenía 12 años. «Vino sola con su mamá a vivir a la Argentina. Sigue respetando mucho su cultura, sigue hablando el portugués», señaló. Entre las características de la cultura brasilera, la posadeña indicó: «Me encanta la feijoada y más en el invierno, también la caipiriña. Me gusta que los brasileños te transminten mucho calor y alegría, es una cultura muy querida»

Entre las anécdotas familiares, Macarena recuerda una que le marcó la vida y asegura que la acompaña en todo momento, «Mi abuela me contó que cuando vino, se sentía muy sola en San Vicente. Lo que hacían con su mamá era salir a buscar personas que hablen su idioma, hasta que en el colegio encontró dos nenas que hablaban igual que ella. Siempre me recomendó que valore el sentido de la amistad, porque con esas nenas se hicieron muy amigas y juntas salieron adelante».

 

Votá a la Reina Virtual de los Inmigrantes 2016

Artículo visitado 112 veces, 1 visitas hoy

TERRITORIODIGITAL


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top