alrbolmutiladoEn las últimas semanas, personal de la comuna realizó tareas de poda y tala de árboles añosos, muchos de los cuales eran verdaderos símbolos de diferentes espacios públicos de esta localidad. Una situación similar afectó a las azaleas que adornaban varias plazoletas del centro.
El tema generó innumerables críticas y la polémica se prolongó por las redes sociales, donde muchos vecinos expresaron su repudio a la metodología impuesta por el municipio.
“Yo hubiera encarado de manera diferente las cosas, pero dicen que nadie es profeta en su tierra. Me consultan de diferentes localidades, pero pareciera que acá no me conocen, siendo que hace más de 40 años que me dedico a la educación ambiental. Pero acá no me consultan y buscan asesores de afuera”, lamentó Rubén Maletti, presidente de la Asociación Naturaleza.
El reconocido ambientalista está a cargo del Jardín Botánico que depende de la Municipalidad, proyecto que hasta el momento no tuvo mayor apoyo por parte de la nueva gestión municipal, lamentó.
Maletti criticó la metodología implementada por el Departamento de Poda y Arbolado Público de la comuna, actuación que la semana pasada también fue analizada por el Concejo Deliberante, en respuesta a los reparos expresados por la comunidad.
“En estos ocho meses de gestión, la gente del municipio nunca me llamó ni tuvimos ningún contacto, siendo que el Botánico tiene la misma entidad que el Salto Berrondo, el Jardín de los Pájaros y las Termas. Actualmente, la parte edilicia está parada y pareciera que no estamos contemplados en el presupuesto”, agregó.

Explicación oficial
Ante las críticas, no tardó en llegar la explicación oficial.
Edgar Rossler, encargado del departamento de Podas y Arbolado Público, argumentó que la comuna obereña está realizando podas por “seguridad” en sectores  donde las farolas quedan tapadas por las ramas.
“Hay gente que paga la luz y no tiene porque las ramas de los árboles están muy crecidas. Por eso es una cuestión de seguridad”, aclaró el funcionario municipal.
Por otra parte, en esta época del año muchos vecinos podan los árboles de sus veredas desconociendo la norma que prohíbe dicha práctica, haciéndose pasibles de fuertes multas por parte de la Municipalidad.

Ordenanza vigente
Según la Ordenanza 2285, el manejo del arbolado público es competencia exclusiva de la comuna, tanto de la plantación, apeo, poda, erradicación y replante. En consecuencia, quienes transgredan la norma serán sancionados con multas que van de 1.200 a 1.500 pesos por cada árbol.

Artículo visitado 311 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back To Top