caballoVecinos del barrio San Miguel manifestaron su repudio al maltrato al que a diario se ven sometidos varios caballos utilizados en labores de olería y acarreo de leña en carros.
Los animales son explotados hasta el límite de sus fuerzas, al extremo que se registraron varios decesos en la vía pública.
Al respecto, comentaron que notificaron a la Municipalidad y al destacamento del barrio Cien Hectáreas, con jurisdicción la zona, aunque hasta el momento las autoridades no tomaron ningún tipo de medida. En ese contexto, la semana pasada un comerciante de calle Caroba fue testigo de una cruel escena que involucró a un caballo que se desplomó exhausto. “Venía apenas empujando un carro con leña y de golpe se cayó. Ahí pensé que el dueño le iba a dar agua, pero lo único que hizo fue agarrar un garrote para pegarle y que se levante. Fue muy triste, me generó mucha indignación. Le dije que lo deje al pobre animal, pero ni me contestó”, comentó Vicente Garrido. Según el vecino, el caballo en cuestión es propiedad de un olero que lo utiliza para girar el malacate en la fabricación de ladrillos, como también para el carro que emplea para diversas actividades. Al respecto, mencionó que “hicimos exposiciones en la Policía, pero nos dijeron que no pueden hacer nada».

Artículo visitado 422 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top