El estado actual del tiempo nos recuerda una vieja canción española de la Parrala: “Que sí, que sí, que sí, que sí, que hoy nos toca lluvia. Que no, que no, que no, que no, que mañana tenemos sol”. La ambigüedad del escenario climático no es más que una respuesta a la diaria alternancia de vientos, ora del Norte, ora del Sur, lo que también equivale a decir, que un día amaneceremos con frío, y al día siguiente de nuevo tendremos calor. El “meollo” de la cuestión, (como dirían en 1816) reside en un “El Niño” que no se decide por hacer el mutis, y una “Niña” que no termina de emperifollarse.
Y en medio de la indecisión del océano Pacífico, viene a sumarse el revoltijo que han generado entre la recalentada corriente cálida de Brasil y la fría corriente de Malvinas, que al enfrentarse en medio del Atlántico han generado un intenso ciclón que envía vientos y humedad al continente, y que produjo los temporales de la semana pasada en el centro del país, que no llegaron a Misiones gracias al bloqueo de la alta presión local.
La alta presión local se desplazó ayer hacia las costas peruanas y del Norte de Chile, permitiendo el ingreso de humedad por Jujuy, que se dirigió hacia Misiones, para generar lluvias débiles a partir de hoy, y que se prolongarán hasta el jueves, cuando vendrá a sumarse un nuevo frente polar, generando chaparrones intensos entre el jueves y el viernes acompañados de un nuevo, acelerado y continuo descenso térmico, que nos devolverá temperaturas cercanas a la congelación a partir del fin de semana, con probables heladas para el lunes y el martes de la próxima semana.
La variación en el comportamiento del clima, sustentada por el desplazamiento de elementos de extrema diferencia de presión, es lo que provoca fuertes altibajos de temperaturas, y lluvias ora débiles y prolongadas, ora intensas y cortas. Este comportamiento dejará paso a un período más estable, y de lluvias escasas a partir del 20 de julio, y durante buena parte del mes de agosto. Para mediados de agosto hasta mediados de septiembre, la corriente fría de Malvinas se aproximará a las costas uruguayas y del Sur de Brasil, produciendo una sucesión de incursiones polares en nuestra región con la posibilidad de heladas fuertes y tardías. Este enfriamiento concluirá en octubre cuando volverán las incursiones de fuertes vientos del Norte, que para entonces estarán acompañados de severas tormentas y lluvias torrenciales.
Como vemos, la amenaza de la “Niña” con su inseparable consecuencia de sequía, se diluye para el presente año, y luego de la despedida de “El Niño” habremos de pasar por un período “neutral” o de leve enfriamiento del Pacífico que recién puede generar alguna escasez de lluvias a comienzos del próximo año, debida más a la intensa radiación solar del verano, que a alguna anomalía oceánica negativa.

Lluvias de frente cálido
Las lluvias comenzarán hoy en zonas Sur y Centro y mañana en la zona Norte. Serán lluvias débiles e intermitentes que serán concentradas por el frente oscilante que volverá a ubicarse sobre la zona Sur de Misiones como frente cálido, elevando las temperaturas a 30º de máxima en dicha zona. Luego de una pausa nocturna las lluvias regresarán mañana, siempre débiles, pero más continuadas y extendidas a toda la provincia. Con cielos nubosos y lluvias casi sin pausas, la amplitud térmica diaria desaparecerá y las temperaturas máximas descenderán hasta casi igualarse a las mínimas, esto es para el martes, con 19º de mínima y 20º de máxima en zona Sur, y 19º y 26º en zonas Centro y Norte. El miércoles habrá momentos de sol, las lluvias harán una pausa, y volverá a incrementarse la amplitud térmica con 18 a 24º en zonas Sur y Norte y 18 a 27º en zona Centro. Las temperaturas se mantendrán en el mismo rango hasta el jueves, y las lluvias se intensificarán con algunos chaparrones torrenciales el miércoles en zona Norte y el jueves en zona Sur. El viernes el viento rotará al Sur, las lluvias irán finalizando por zonas, y las temperaturas iniciarán un acelerado descenso.

Vuelven las heladas
El sábado se sentirá de nuevo el frío con 9 y 10º de mínima, pero la escarcha se formará el domingo con 4 y 5º de mínima. El fin de semana estará parcialmente soleado y las tardes serán templadas. Finalmente las heladas, no muy fuertes, llegarán el lunes 18 con temperaturas mínimas de 2 y 3º. El martes pueden repetirse las escarchas y para el miércoles el frío habrá pasado.

Por Alfredo Yaquinandi

Artículo visitado 345 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Interés general Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top