Hace diez días, personal del Escuadrón 9 Oberá de Gendarmería Nacional logró secuestrar 900 cartones de cigarrillos de origen paraguayo y el vehículo que los transportaba, aunque el conductor se dio a la fuga.
El procedimiento se realizó a partir de un control vehicular y de personas sobre la ruta provincial 2, a la altura de la localidad de Santa Rita, una zona caliente en el tráfico de cigarrillos.
Precisamente, en los últimos años aumentó notoriamente la venta callejera de este tipo de artículos de contrabando. Kioscos, almacenes y hasta en la vía pública se exhiben los conocidos cigarrillos paraguayos, todo ante la pasividad de las autoridades.
Sólo en la vereda de la ex terminal, se comercializan unas 100 gruesas por día, según reconoció uno de los vendedores informales.
Se trata de un comercio “paralelo” tolerado por las autoridades y las fuerzas de seguridad, al punto que es habitual ver hasta uniformados comprando los populares cigarrillos Eight en pleno centro.
Lo cierto es que más allá de la procedencia de la mercadería, al estar liberada la venta y con precios muy por debajo de las marcas nacionales, cada vez son más los consumidores que optan por los cigarrillos paraguayos.
Ahora, ante el incremento de las principales marcas, la venta se disparó y los contrabandistas están de parabienes.

Precios y comparaciones
Los comerciantes que acceden a vender estos productos dado que sacan ventajas más convenientes, prefieren mantenerse en el anonimato
“Un paquete nacional cuesta entre 40 y 45 pesos, mientras que un paquete paraguayo se compra por 12 o 15, como mucho. Es mucha diferencia, tres por uno, y cada vez más gente se vuelca al paraguayo”, comentó un vendedor.
Calculadora en mano, precisó que una caja de 50 gruesas procedente del vecino país le cuesta 2800 pesos, es decir 5,60 por paquete que después vende a 12, con una ganancia superior al ciento por ciento.
Incluso, comprando por gruesa de diez paquetes gana plata, ya que compra cada una a 75 pesos y la convierte en 120, por lo menos.
“También te traen cigarrillos nacionales, como Marlboro, a 220 pesos la gruesa, que son 22 por paquete, cuando acá sale 45. Entonces cobro 40 y gano bien”, graficó.

Red de comercialización
Sobre la red de comercialización aportó poco y nada, salvo que “hay varios de uniforme prendidos, por eso se vende tanto sin problema. Se hace poco y nada por teléfono, más personalmente por las dudas”.
Ya sin complejos, aseguró que “de esta forma le doy de comer a mi familia y no jodo a nadie, porque acá nos compra gente que no puede pagar más caro por un atado nacional. Por eso compran este cigarrillo que vale tres veces menos”.

Artículo visitado 565 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top