Su abuela contó que estuvo descompuesta y la vio “más gordita”. La Justicia también analiza el papel que habría jugado la madre en la trama de horror que padeció la criatura, hoy alojada en un hogar de contención.

Mientras la pequeña de 9 años que denunció a su padrastro por abuso sexual permanece alojada en un hogar alternativo, su abuela materna reconoció que teme que la criatura esté embarazada y solicitó su tenencia.
En diálogo con El Territorio, la mujer aseguró que en los últimos días la nena “estuvo descompuesta y se la veía un poco más gordita”, aunque para confirmar el estado de gestación fue sometida a los análisis de rigor en el Hospital Samic y se aguardan los resultados.
La pequeña es la mayor de cuatro hermanos, la siguen un varón de 6, una nena de 3 y un bebé de menos de un mes de vida. Los dos menores serían hijos biológicos de Jorge V. (42), quien el miércoles fue detenido por orden de la jueza de Instrucción Uno, Alba Kunzmann de Gauchat, acusado de abusar física y sexualmente de la niña de 9 años. El acceso carnal fue confirmado por los peritos médicos.
Ahora, la Justicia analiza el papel que habría jugado la madre en la trama de horror que padeció la criatura. Los abusos siempre se habrían concretado en la vivienda familiar, lo que complica aún más la situación de la progenitora. La propia víctima mencionó que su madre la maltrataba y la obligaba a trabajar en la olería junto a su padrastro.
La dureza del oficio de fabricar ladrillos quedó plasmada en las manitos de la criatura en forma de callos, circunstancia que semanas atrás llamó la atención de su maestra. La docente comenzó a indagar y dejó constancia en el cuaderno de actas del grado.
En la escuela mencionaron que cada vez se hizo más evidente el maltrato que padecía la pequeña, al punto que a veces iba a la escuela golpeada y un día llegó con una gran quemadura en la pierna. Las autoridades escolares elevaron una nota a Minoridad y Familia alertando sobre la situación de riesgo de la niña y su hermanito de 6 años que asiste a primer grado.
También se entrevistaron con la abuela, quien reside en el frente del mismo terreno y corroboró los maltratos que padecía la menor, quien hasta los 5 años vivió con ella.
En tanto, la situación de abuso se descubrió el último lunes, cuando la nena se acercó a la maestra y le pidió para hablar en privado. “Mae, puedo hablar con usted, pero afuera del aula”, le preguntó el lunes. Y contó todo: “Se acuerda que usted me dijo que le diga qué me pasa. Bueno, le quiero contar que mi padrastro abusó de mí. Me hace de todo y desde hace mucho tiempo”.
Inmediatamente, la maestra notificó a la directora y se puso en marcha de red de contención y denuncia. El martes, la niña y su hermanito fueron alojados en el Hogar Mitaí. Al otro día fue detenido el padrastro.
Su abuela manifestó la intención de hacerse cargo de los menores, aunque su condición es muy humilde y las carencias saltan a la vista.
Por su parte, la víctima y su hermanito continúan yendo a la misma escuela con normalidad y se mostraron contentos y contenidos en su nuevo hogar. “Todo el tiempo dice que quería salir de la casa y que ahora se halla mucho donde está. Es una historia muy triste, pero por suerte todas las instituciones y la Justicia actuaron rápido y ahora está mejor”, subrayaron.

Artículo visitado 1.861 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top