Buscarán evitar la cárcel y que sea recluido en un centro especializado en salud mental. Su defensora solicitó estudios para determinar su estado psicológico y psquiátrico.

Fuentes judiciales consideraron poco probable que el ex tenista Pedro Moscón (45) llegue al debate oral y público como imputado por las muertes de Norberto “Popito” Viana (19) y Lucas Néstor (14), a quienes atropelló el 27 de septiembre del 2014, ya que su defensa buscará agotar las vías para declararlo inimputable y que la Justicia ordene su reclusión en alguna institución metal.
Culminada la instrucción del caso, la defensora oficial que representa a Moscón solicitó una serie de estudios para determinar el estado psicológico y psiquiátrico del imputado, quien semanas atrás volvió a protagonizar un serio incidente familiar cuando su padre se negó a darle las llaves del auto.
En tanto, para graficar el actual estado del ex tenista, allegados mencionaron que “tiene inconvenientes para realizar hasta las tareas más mínimas, como firmar una notificación judicial tomando el bolígrafo al revés y sin comprender por qué no escribe”, reconocieron.
En este contexto, se hace necesario someterlo a los estudios de rigor que permitan determinar su real estado y desestimar cualquier tipo de especulación al respecto.
Por ello, si la Justicia lo declara inimputable, evitaría ser encarcelado y debería ser recluido en algún centro especializado en salud mental donde se pueda tratar su cuadro.
Asimismo, desde la querella insistieron en la necesidad de investigar por qué el ex tenista, hijo de un conocido escribano obereño, seguía manejando a pesar de su diagnóstico médico y el riesgo que ello implica para sí mismo y terceros.
Incluso, en dos oportunidades la Justicia de Familia ordenó la internación de Moscón por su patología mental, la primera en 2012 y la segunda a principios del 2014, aunque en ambas oportunidades un familiar directo impidió que culmine el tratamiento.
“Antes del choque estuvo internado en una clínica privada con diagnóstico de psicosis por abuso de psicofármacos, ya que sufre delirios persecutorios, pánico y alucina con duendes y que se prende fuego. Pero una y otra vez chocamos con la intervención de la propia madre del paciente que lo ayuda a burlar la decisión judicial”, lamentaron desde el Juzgado.
Por ello, reconocieron que la muerte de Néstor y Viana se trató de “una tragedia evitable”, al tiempo que subrayaron la necesidad de investigar a fondo “porque en este caso se realizaron muchas actuaciones que fueron sistemáticamente desoídas, lo que derivó en una denuncia penal por abandono de persona contra su madre”.
En este contexto, desde la propia Justicia indicaron que las sanciones también deberían alcanzar “a quienes facilitaron que evite la continuidad del tratamiento recomendado para tratar su patología”.

Consumió cocaína
El día que atropelló a Viana y Néstor, Moscón conducía un Fiat Palio y el informe de Criminalística confirmó que cruzó de carril con doble línea amarilla para sobrepasar a un colectivo, tras lo cual impactó de frente con la moto en la que viajaban las víctimas. El choque se produjo en inmediaciones al acceso de la Escuela 84, sobre avenida De Los Inmigrantes de esta localidad.
Si bien el test de alcoholemia arrojó resultado negativo, los análisis de rigor determinaron que el ex tenista había consumido cocaína y psicofármacos, tal como consta en el expediente judicial al que tuvo acceso El Territorio.
Las actuaciones fueron realizadas por el Juzgado de Instrucción Uno, a cargo de Alba Kunzmann de Gauchat, quien imputó a Moscón por el delito de “homicidio culposo agravado por ser dos las víctimas fatales y por la conducción imprudente de vehículo”.
Culminada la instrucción, el expediente fue girado al Juzgado Correccional y de Menores, dependencia judicial que entiende en causas relacionadas con siniestros viales.
La imputación, que según el Código Penal podría acarrear una pena de hasta cinco años de prisión, consideró que al momento del hecho Moscón conducía su auto de manera “imprudente y negligente”, ya que se estableció que realizó el sobrepaso en un sector prohibido y con exceso de la velocidad mínima permitida.

De ex campeón nacional a culpable

En su juventud, Moscón fue campeón nacional de tenis, realizó giras por Europa y se perfilaba como una promesa del deporte de Misiones. Su familia estuvo ligada a la fundación del Oberá Tenis Club (OTC), en cuyas canchas dio sus primeros pasos tenísticos.
De todas formas, con el correr de los años se fueron incrementando sus problemas de adicciones y su carrera deportiva nunca despegó. La enfermedad mal trataba, influencias negativas y un entorno permisivo, fueron el caldo de cultivo para una serie de hechos que tuvieron consecuencias penales.
En septiembre del año pasado, el Tribunal Penal Uno resolvió a favor del pedido de juicio abreviado que planteó la defensa por dos causas por “hurto” y “privación ilegítima de la libertad calificada en concurso real” que pesaban en su contra desde hace varios años.
La instancia de juicio abreviado se dio luego de que el imputado se declarara culpable de todos los cargos. Así, se repitió la fórmula que en diciembre del 2014 le posibilitó al ex tenista evitar la exposición a la que sería sometido en un juicio oral y público por otra causa penal.
El hecho más grave ocurrió en 2007, cuando su ex pareja lo denunció por intento de homicidio tras encerrarla y prender fuego el local donde tenía una ferretería, sobre calle 9 de Julio. También estuvo implicado en causas por robo y violencia de género, pero nunca cumplió una condena.

Artículo visitado 600 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back To Top