marchaFamiliares y amigos de Damaris Lister (15), la estudiante apuñalada por una compañera del Bachillerato Orientado Provincial (Bop) 105, se movilizaron ayer en reclamo de justicia y algún tipo de sanción para la agresora.
En tanto, ratificaron que familiares de la acusada amenazaron a una hermana menor de la víctima, por lo que subrayaron la necesidad de contar con algún tipo de protección o custodia policial.
La convocatoria se concretó a primera hora de la tarde frente al Bop de Villa Barreyro, desde donde marcharon hasta el Centro Cívico para exponer sus pancartas por “Justicia para Damaris” y “Protección a su familia”, entre otras consignas.
Karina Yrepá (35), la mamá de la menor agredida, confirmó que en la víspera fue trasladada a sala común y su evolución es satisfactoria, aunque deberá seguir un estricto tratamiento por la lesión que le afectó el hígado.
“Gracias a Dios y la buena atención de los médicos y personal del Samic, Damaris está mucho mejor y estamos más tranquilos. Hoy (por ayer) ya comió algo de gelatina y empezó a hablar. Pero por otro lado, la familia de la atacante amenazó a mi hija más chica y ayer a la noche (por el viernes) los hermanos pasaban por casa acelerando con las motos, como para meternos miedo. Por eso pido que la Policía y la Justicia actúen, para evitar una mal mayor”, remarcó antes de la marcha.
Yrepá insistió con la necesidad de “expulsar del colegio a la agresora, que tiene 16 años y no 14 como informó la Policía, porque parece que sólo la van a suspender. Esa chica es un peligro, tiene antecedentes por andar con cuchillo y gente de la iglesia me dijo que la expulsaron por el mismo motivo, porque llevó un cuchillo a un partido de vóley”.
Asimismo, insistió en las responsabilidades que cabrían a la madre de la agresora y a la directora del Bop.
“Hace un mes, la mamá fue a mi casa y me amenazó, todo por una moto que robaron en un cumpleaños de 15 y dijeron que Damaris le culpó a los hermanos de la otra chica. La mamá la incentivó a que haga eso. Y la directora sabía de las amenazas, pero no hizo nada y ahora sale a decir que no estaba informada”, remarcó Yrepá.
Por su parte, una compañera de las protagonistas del caso reconoció que ambas se trenzaron en lucha después de educación física, hasta que Yisela S. (16) extrajo un cuchillo tramontina de la mochila y le asestó una puñalada a su oponente, quien quedó tendida en un charco de sangre.

Artículo visitado 254 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top