La Capital Nacional del Inmigrante puso en valor estos tres aspectos, vinculándolos en la Casa de la Historia y la Cultura del Bicentenario, donde artesanos, artistas, gastronómicos y músicos expusieron sus cualidades, que fueron aprovechadas por la masiva concurrencia de vecinos y turistas que se dieron cita en dicho lugar.
Las inclemencias climáticas obligaron al cambio de sede, pero el entusiasmo fue el mismo, lo que se reflejó en la asistencia de público. La motivación fue tal que los mismos protagonistas expresaron el deseo de realizar la feria con mayor frecuencia para exponer sus productos a la comunidad.
La feria se realizó viernes y sábado, fue coordinada por la Dirección de Turismo y el Departamento de Cultura de la municipalidad de Oberá, contó con la presencia del Intendente Dr. Carlos Fernández, quien destacó la oferta propuesta por cada participante.
En la misma, también colaboró la Facultad de Arte y Diseño, con su taller de dibujo y pintura para niños, y la realización de tres obras que fueron sorteadas entre el público.
Grandes y pequeños tuvieron la posibilidad de pasar un grato momento con las diferentes ofertas presentadas.

Artículo visitado 127 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back To Top