La funcionaria está acusada de “lesiones y amenazas”. Fue apartada de sus funciones y sufrió un recorte de sueldo.

La Jefatura de la Policía de Misiones ordenó el pase a disponibilidad de la agente que fue denunciada por lesiones y amenazas contra su propia suegra, una mujer de 70 años que resultó muy lastimada. La familia de la víctima teme que vuelva a agredir a otras personas, ya que sólo estuvo 24 horas detenida.
En consecuencia, Tamara S. (33) fue apartada de las funciones que cumplía en jurisdicción de la Unidad Regional II y sufrió un recorte de su sueldo.
Paralelamente a la causa judicial en marcha, se inició un sumario administrativo interno que contempla la realización de exámenes psicológicos a la acusada, confiaron fuentes oficiales.
Por disposición de la Justicia, la agente permaneció detenida poco más de 24 horas en la Seccional Cuarta y luego recuperó la libertad.

Temor a replesalias
Al respecto, familiares de la septuagenaria agredida dijeron estar contrariados, ya que consideraron que estuvo muy poco tiempo tras las rejas, al tiempo que se mostraron temerosos ante la posibilidad de que la denunciada tome alguna represalia en su contra.
“Le lastimó mucho a mi mamá y sólo estuvo presa un día. Ahora queremos que las autoridades sigan el caso, que no se olviden porque tenemos miedo de alguna venganza. Es una persona muy violenta, nos pegó a varios de la familia y con lo que le hizo a mi mamá demostró que es capaz de cualquier cosa”, alertó Cristian Abramson.
El hombre sigue casado con la citada agente, aunque desde hace meses están separados de hecho. El matrimonio tiene un hijo de 2 años, mientras que la mujer tiene una nena de 4 años producto de una relación anterior.
“El año pasado empezó a agredirme físicamente, me tira con lo que tenga a mano y si puede me pega”, reconoció.
También una de sus hermanas fue víctima de la misma policía, pero la situación llegó a un límite hace diez días, cuando la víctima fue su madre, Luisa Pedrozo (70).
A consecuencia de los golpes, la señora perdió el conocimiento y tuvo que ser trasladada de urgencia al Hospital Samic. Luego radicó una denuncia en la Comisaría de la Mujer. Por temor a represalias, ya que reiteradamente la agresora la habría amenazado de muerte, Pedrozo se mudó con su hija.
Caso Wasyluk

Fuentes judiciales anticiparon que en el primer semestre del corriente año se realizará el juicio por el homicidio de Hugo Miguel Wasyluk (38), quien el 27 de abril del 2011 fue encontrado muerto en una celda de la Seccional Primera de Oberá.
El cadáver presentaba “múltiples lesiones traumáticas a nivel torácico de tipo compresivas, producidas con gran peso”, ocasionadas por el terrible castigo que sufrió estando esposado.
A consecuencia de ello, trece policías -incluido el médico de la fuerza- fueron procesados por los delitos de “tortura seguida de muerte, omisión de denuncia de torturas e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.
El sargento Pedro De Mattos, del cabo Carlos Antonio Gómez y el agente Ricardo Javier Rodríguez están imputados de “tortura seguida de muerte”.
Los tres cumplían funciones en la Comisaría de Villa Bonita, municipio de Campo Ramón, y fueron quienes redujeron y detuvieron a la víctima la noche del 25 de abril del 2011.
También están imputados Jorge Antonio Heijo y Wilson Ricardo González, acusados del delito de “omisión de denuncia de torturas e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.
En tanto, Miguel Ángel Espíndola, Hugo Ariel Basaraba, Carlos Ariel Lentini, Andrea Rosana Harasimezuk, Alejandro Fabián Núñez, Luis Alberto Silva y Gustavo Javier Fontana y el médico policial, subcomisario José Orlando Morales, están acusados de “incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

Artículo visitado 406 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top