12313744_1220849964598367_7143541412103690851_nEn Oberá y Candelaria pidieron asistencia duradera para la época de lluvias; las familias pierden todo en cada inundación.

Ayer en horas del mediodía y la siesta varios barrios se vieron afectados por las intensas lluvias. Los arroyos crecieron en forma vertiginosa e inundaron casas y propiedades. Cayeron 70 milímetros de lluvia en dos horas y totalizaron más de 100 milímetros al final de la jornada.
El miedo de que se repita el daño que sufrieron hace tres semanas, cuando familias perdieron todo lo que tenían por la inundación, volvió a apoderarse de las amas de casa y el entorno familiar.
En Oberá, en calle Orcadas, en una zona de Villa Blanquita sobre el arroyo Mbotaby, Pedro Márquez y Paulina Núñez fueron evacuados y trasladados al complejo Ian Barney.
corte“Vamos a cortar por tiempo indeterminado, otra vez se llenó de agua la casa y nadie vino a hablar con nosotros desde la última vez que nos inundamos”, comentó una vecina obereña de calle Mar del Plata a El Territorio.
Según los vecinos, se cansaron de las promesas y atravesaron un camión en la calle que perjudica el tránsito a varios barrios que usan la arteria para ir al centro, el malestar era general y contaban con el apoyo de sus vecinos.
El Kilómetro 0 fue otro sector donde las familias solicitaban que se acerque el intendente electo para que pueda corroborar el problema que tienen en la zona inundable.
El complejo deportivo Ian Barney otra vez fue castigado por la creciente del arroyo Tuichá y dejó nuevamente al estadio como una gran pileta.
Sobre ruta nacional 14, un camión enganchó la línea eléctrica de Emsa que alimenta de energía a Campo Viera y cayó sobre una línea de la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá. El personal de la Celo despejó la zona para que puedan circular y cuando el tiempo mejorara se encargarían de arreglar los daños.
En la zona urbana hubo varios inconvenientes en distintos lugares y algunas líneas estuvieron más de una hora sin energía eléctrica.

Candelaria y Campo Grande
corte2En Candelaria, el temporal complicó la situación de las familias que viven en zonas bajas. Los barrios afectados fueron 20 de Junio y Lote Agrícola 27, con más de diez familias en vilo por el agua que entraba a sus casas.
Elizabet Martínez, embarazada y con una beba de 2 años, señaló que “el agua entró a toda la casa y tuve que venir a lo de mi vecina”.
Otras casas aledañas corrían el mismo riesgo. Los pobladores que tenían lugar donde buscar refugio tomaron sus cosas esenciales y se fueron, dejando sus bienes a resguardo de algún vecino.
Todo el día la Policía, Bomberos y Municipalidad asistieron a los damnificados. A las 11 de la mañana, personal de Bomberos Voluntarios de Candelaria evacuó en el polideportivo municipal a tres familias del barrio Padre Mugica, con cinco niños, y fueron asistidos con alimentos y ropa por la comuna.
Mientras, en Campo Grande la intensa lluvia caída entre las 14 y las 17 arrasó con alcantarillas, puentes y otras mejoras que comunican a sectores como ex ruta 14, Barrio Segovia, Agua Dulce y Toma de Agua.
Al menos tres familias .fueron evacuadas y reubicadas en domicilios de familiares y vecinos.

Artículo visitado 240 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital – Fotos: Luciano Ferreyra – María Rosa Fernández – Daniel Villamea


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top