culturistaLa culturista tiene dos trabajos para poder entrenar y competir. Ganadora de varios títulos nacionales, anhela contar con recursos para medirse a nivel sudamericano.

Rosalía Galarza (32) obtuvo un meritorio tercer puesto en el Campeonato Argentino de Culturismo y Fitness 2015, que se realizó el fin de semana pasado en la ciudad de Córdoba.
La obereña compitió en categoría physique woman y sumó un nuevo podio a su trayectoria, una feliz costumbre desde que se inició en la actividad competitiva.
Consagrada en el ámbito nacional, donde obtuvo varios títulos en categoría body fitness, su anhelo es obtener los recursos necesarios para poder afrontar la competencia a nivel continental.
“Ya clasifiqué tres veces para el Campeonato Sudamericano, pero nunca pude asistir por inconvenientes económicos. El próximo torneo será en Lima, Perú, y sólo en pasajes e inscripción necesito 10 mil pesos que no tengo”, indicó.
Galarza se inició en la disciplina hace ocho años y comparte la pasión con su pareja, Ángel Sartori, culturista y profesor de Educación Física.
En diálogo con El Territorio, comentó que antes practicó boxeo y un día entró al gimnasio para hacer complementos, pero se enganchó y en poco tiempo exhibió condiciones y un notable progreso físico.
“Con sólo seis meses de entrenamiento ganó su primer torneo. Tiene una genética única, pero también entrena con seriedad y se notan los resultados”, destacó Sartori.
En tanto, destacó el esfuerzo que hace su pareja para entrenar y competir, ya que alterna la actividad con el trabajo y afronta su carrera a pulmón.
Por la mañana se desempeña en el Hogar Santa Teresita y por la tarde es instructora en el gimnasio. Así y todo se las arregla para entrenar de lunes a lunes, dos horas y media por día, todo complementado con una dieta estricta.
“Por suerte mi pareja tiene la misma pasión, porque si no sería muy difícil”, reconoció.
Asimismo, mencionó que golpearon varias puertas pero hasta ahora no logran seducir a los sponsors, salvo a una marca de suplementos que auspicia. “Muchos dicen que te admiran y felicitan, pero no te ayudan. Yo me siento capaz de llegar a otro nivel y voy a seguir entrenando”, aseguró.
A su lado, Sartori destacó que “la gratitud que tiene este deporte es el tiempo, ya que después de los 40 años se llega a la plenitud y todavía tenemos muchos sueños por delante”.

Artículo visitado 379 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Deportes Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top