La jornada empezó con normalidad, pero con el pasar de los minutos algo pasó en la mesa 1276 del colegio Mariano, en pleno centro de Oberá. Pocos escucharon lo que pasó y el Ejército, como el responsable del Tribunal Electoral, decidieron guardar silencio, mientras que los integrantes de la mesa no dieron declaraciones a la prensa.
En un grupo de WhatsApp de amigos, un comunicador social disparó con un mensaje “mujer fantasma en un colegio, me comentan que una señora entró a votar y no salía del cuarto oscuro, llamaron a la fuerza y la mujer no estaba”. Desde ese mensaje se viralizó y las conclusiones de qué pasó en realidad fueron muchas, pero la versión de la mujer fantasma fue la más fuerte.
En principio, ante la requisitoria periodística, los responsables de la custodia del predio, soldados del Ejército, esquivaron las preguntas negando algún hecho de esas características, pero finalmente dejaron que El Territorio llegue a la famosa mesa del fantasma. “No vamos a dar declaraciones, al menos que nos autorice el Ejército”, disparó la señorita que ejercía la presidencia. Ante el silencio, se pidió respuestas al responsable de la mesa electoral, quién comentó: “Algo raro pasó, ahora hay mucha gente y parece que esa mesa sí esta endemoniada”.

Artículo visitado 1.197 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Política

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top