Como a principios de este siglo, los productores yerbateros volvieron a la plaza 9 de Julio para defender su “oro verde”.

Un grupo de productores yerbateros estacionó un vehículo frente a Casa de Gobierno de manera simbólica ante el recortes de facultades que le hizo al organismo el Gobierno nacional.”Nos vamos a quedar hasta que nos den una respuesta”, anticipó Hugo Sand, referentes del sector primario.

Esta mañana distintas asociaciones de yerbateros se dirigieron hasta Posadas y trajeron un tractor -como iniciativa simbólica- para sentar su postura de lucha contra la eliminación del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM).

Integrantes de Chimiray, Udam, La Casa de la Familia Yerbatera, Asociación Alto Uruguay, Apam, entre otras agrupaciones recorrieron las calles e hicieron una parada frente al INYM. Luego se dirigieron hasta la Plaza 9 de Julio, alrededor de la Casa de Gobierno, donde permanecen hasta el momento.

“Nos vamos a quedar en la plaza hasta que nos den una respuesta”, remarcó el histórico productor yerbatero, Hugo Sand, una de las caras visibles detrás de la movida de hoy.

Con el tractor y carteles, los productores hacen notar su presencia para pedir por la continuidad del instituto que regula la yerba mate. Es que el Gobierno nacional le quitó las facultades de fijar los valores de la materia prima y lo limitó a ser un simple ente de promoción.

A la par de esta manifestación en la provincia, representantes de productores y cooperativas de yerba mate estarán el miércoles y el jueves próximos en el Congreso de la Nación para explicar el impacto del DNU del Gobierno de Javier Milei que eliminó funciones del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), desregulando al sector.

El INYM fue creado en el año 2002 por la Ley 25.564 tras una profunda crisis socio económica. Es un ente de derecho púbico no estatal, con un Directorio integrado por los sectores públicos y privados y financiado por el mismo sector yerbatero. En sus más de 20 años de existencia, definió y aplicó programas de apoyo para el fortalecimiento de todos los eslabones de la actividad, posicionó el alimento en los mercados y fijó, a lo largo de sus dos décadas de existencia, el precio mínimo para la materia prima, llegando en el año 2023 a pagarse por encima del valor oficial.

El DNU emitido en diciembre, eliminando funciones del INYM, afecta de manera directa a 15 mil tareferos, 12 mil productores, 49 cooperativas, 200 secaderos y 100 industrias, frenando la virtuosidad de haber transitado las últimas dos décadas sin ciclos de sobreproducción ni precios por debajo del costo de producción, garantizando la sustentabilidad de toda la cadena y posicionando a la Argentina como el mayor productor de yerba mate en el mundo.

Visited 27 times, 1 visit(s) today

Economis.com.ar


Back To Top
Copy link