La Cooperadora San Antonio, junto con la comunidad católica a la cual representa y la dirección del Obispado de Oberá, han expresado su indignación y preocupación por la reciente destrucción de la vereda de la Catedral de la ciudad en la Avenida Libertad. Esta obra, que se llevó a cabo en 2019, utilizó fondos genuinos de la comunidad católica y fue realizada sin previa consulta ni informe a las partes involucradas.

La Cooperadora San Antonio, encargada de colaborar con el mantenimiento y preservación del patrimonio de la Catedral, ha denunciado que esta intervención es innecesaria y perjudica el estacionamiento y el acceso al histórico edificio, que ha sido declarado Monumento Histórico y Cultural por un decreto de la Cámara de Representantes de la Provincia de Misiones.

La falta de consulta y comunicación por parte de las autoridades responsables de la obra ha generado una profunda preocupación en la comunidad católica de Oberá y en la sociedad en general. La Cooperadora San Antonio y el Obispado de Oberá exigen respuestas y soluciones a esta situación, para asegurar la preservación y cuidado adecuado del patrimonio cultural y religioso de la ciudad.

 

 

Visited 120 times, 1 visit(s) today


Back To Top
Copy link