Gisela S. (25) quien dio 2,48 por ciento de alcohol en sangre luego de protagonizar un vuelco con su auto y dañar a otro que estaba estacionado, deberá hacerse cargo del hecho, ya que el seguro no se responsabiliza cuando el conductor está bajo los efectos del alcohol.

Adriana Back, la damnificada, quién hizo una denuncia, solicitó que «le saquen el Carnet de por vida». Contó que dejó el auto estacionado para ir a la plaza con su vecina y sus hijas y luego  decidieron ir a cenar, por lo que dejó el auto en el mismo lugar debido al tránsito que había.

«22,30 regresó para volver a mi casa y me encuentro con esta situación del auto volcado, mi auto chocado sobre la vereda, y la conductora en la ambulancia», manifestó. Incluso, lamentó que tanto su hija como la amiga de la niña, sufrieron ataques de ansiedad, y una de ellas debió ser hospitalizada.

Ante este contexto, recordó que corrió hacia un oficial policial a preguntar sobre la situación de la persona que estaba siendo asistida, «un testigo me dijo que solicite que le hagan el alcoholemia ya que la mujer estaba muy alcoholizada».

A raíz del hecho, la damnificada pidió que se le realice el test y también que fueran atendidas las niñas que estaban con ella, «estaban con ataques de llanto y asustadas por lo sucedido».

Back lamentó que la mujer en cuestión luego publicó en sus redes sociales a modo de burla lo sucedido, «sin tener en cuenta lo que podía haber pasado, como lastimar a alguien que circulaba cerca». Se indignó al mencionar los procedimientos judiciales ante acontecimientos similares en Oberá.

También, negó haber tenido conversación con la víctima, sin embargo, contó que un testigo se comunicó con ella, ya que la asistió cuando sucedió el vuelco y lo trató de manera discriminativa con ademanes y frases que lo insultaban, «el joven la va a denunciar, lamentable lo sucedido», afirmó.

En este sentido, expresó que al tener un auto de alta gama y haber sido autora del hecho, «tendría que haberse quedado tranquila y responsabilizarse de lo que hizo». Indicó que los damnificados fueron los que estuvieron presentes en la situación y que Gisela decidió ir al Hospital y no a un privado para no quedar detenida por seis horas.

Según Back, el valor de las reparaciones rondaría en un millón de pesos, «se dañó el eje, dos neumáticos, una llanta y la chapa. Además, el auto es Okm, retirado en marzo de la agencia».

Detalló que ya se le realizó la demanda judicial a la autora del hecho, que hoy martes 30 se reunirá con la misma y su representante legal para acordar que pague el arreglo.

Sostuvo: «Necesito mi auto, no puedo esperar todo el tiempo que este estará en el taller. Incluso es un auto nuevo, sabemos que no quedará de la misma manera que salió de la agencia».

Para finalizar, Back se mostró preocupada, ya que su familia está angustiada por lo sucedido, «es indignante, produce bronca e ira que una persona así conduzca como si nada, podría haber matado a alguien». Insistió que en su denuncia solicita que se le saque el Carnet de por vida, ya que según Back, aparentemente, esta persona tiene antecedentes de siniestro vial similares.

Artículo visitado 125 veces, 1 visitas hoy

MisionesOnline


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top