En el Día Internacional contra el Cambio Climático, que se conmemora cada 24 de octubre, la organización ambientalista Greenpeace difundió imágenes que muestran el impacto directo del cambio climático en los ecosistemas del mundo y el país.

“El cambio climático es una realidad, por más que muchos sectores se nieguen a reconocerlo. Las consecuencias las vemos frecuentemente y en distintas partes del globo. Inundaciones, sequías extremas, olas de calor más intensas, derretimiento de los polos son algunos tristes ejemplos de esta realidad que aún estamos a tiempo de revertir”, sostuvo Bruno Giambelluca, coordinador de clima y energía de Greenpeace.

De acuerdo a la organización, el mundo está experimentando cambios drásticos, que impactan directamente sobre los ecosistemas, las personas y la biodiversidad. El Ártico podría estar libre de hielo marino en verano para 2035 (1). “El derretimiento del hielo polar no solo amenaza el hábitat de especies como los osos polares y los pingüinos, sino que también hace que el nivel del mar aumente y amenace a las ciudades y comunidades costeras” agregó Giambelluca. A su vez, en gran parte de África y América del Sur las sequías han empeorado, de acuerdo a datos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

 En Argentina, los impactos también se evidencian:
  • La frecuencia de olas de calor se ha incrementado en el norte y este del país en el período 1960-2010, de acuerdo a datos del Sistema Meteorológico Nacional.
  • Las inundaciones en varios puntos del país se han repetido en los últimos años, sobre todo en verano.
  • Los incendios forestales ocurren año tras año, producto de la actividad humana principalmente, pero también promovidos por la sequía y las altas temperaturas.
  • La temperatura media de la superficie de la tierra en parte de la Argentina aumentó un 0,5°C debido al cambio climático mundial. (datos del IPCC/USAL)
  • En la mayor parte de la Argentina al norte de la Patagonia hubo un aumento de la temperatura media de hasta medio grado entre 1960 y 2010. Estos aumentos por mínimos que parezcan tienen un impacto climático regional muy alto. En la Patagonia el aumento de la temperatura media fue mayor que en el resto del país, llegando en algunas zonas a superar 1°C. (datos del CIMA)
“En pocos días, los líderes del mundo vuelven a reunirse en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 26), en Glasgow, para discutir cómo mitigar la crisis climática. Es necesaria mucha más ambición climática en los planes de acción de todos los países. Argentina tiene la oportunidad de sentar un precedente en materia de protección ambiental. Para ello, frenar la deforestación, propiciar la protección de humedales a través de una ley nacional, frenar los planes de exploración petrolera offshore en el Mar Argentino y fomentar programas para una rápida transición a las energías renovables deben ser los ejes principales para los desafíos que nos impone el presente y futuro”, finalizó el vocero.

Más información: 
(1)  https://www.nature.com/articles/s41558-020-0865-2.epdf?sharing_token=5tpLtS69xfwSH97AiWuPVdRgN0jAjWel9jnR3ZoTv0NFGJ9CSog2WeErJ2obXR5TFnF426caTUTZmpjgDU28DzdG5urNCZ0lBTl8lHZt7f-YPBPBj1ETECU0n8LluZDD0ALxKe-m1fgCqULTOjBKshfHrw3E251p10g3taJE-Nwsm8cMhKFamwcP0lSX5nhrag16aCcPQW4v4lhOsl9NUCc1h-RCkfEzF4AG64evFVk%3D&tracking_referrer=www.nationalgeographic.com
Artículo visitado 20 veces, 1 visitas hoy


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top