Desde el 2013 que un grupo de solidarios fundó “Pilotos Sachecitos”, con el objetivo de los niños que asisten a la escuela en los días de lluvias no se mojen. Desde entonces, han fabricado más de 1000 pilotos con sachet de leche y entregaron a distintos estudiantes de los distintos establecimientos educativos de Oberá.

Primero comenzaron a hacer los pilotos a mano, una persona se encargaba de recolectar los sachet de leche o yogurt mientras que otro hacía los moldes y también costuraba los diseños.

Luego, en el 2015 y tras conocerse el trabajo que realizaban como solidarios, fueron ganadores de una máquina costurera que les facilita tiempo y más eficacia en la costura de los pilotos. También la Facultad de Ingeniería que donó una máquina para pegar los sachets.

Anteriormente, debían recorrer y golpear la puerta de distintas modistas que se animen a hacerlo a beneficio y que también quieran confeccionar sobre sachet. “Por suerte la gente se interesó en el proyecto y comenzó a colaborar, estoy muy agradecida”, sostuvo Alicia Abreu, mentora de la idea.

Actualmente, el proyecto “Pilotos Sachecitos” creció e incluso han realizado distintos desfiles para recaudar fondos y también promocionar la idea. A futuro, quieren donar un piloto y vender otro, para recaudar dinero e invertir en la idea.

“Mi sueño es llegar a miles y miles de personas, quiero que este proyecto traspase las fronteras y que todos puedan conocer Pilotos Sachacitos para también concientizar a las personas al respecto del medio ambiente”, comentó Alicia Abreu en diálogo con Misiones OnLine.

El piloto no solo protege de la lluvia sino que también, debido a los distintos diseños, puede ser utilizado como abrigo.  Pero no todo es color de rosa en el proyecto, a veces se complica conseguir los sachets y los pilotos se retrasan por falta de material.

CON SACHET DE LECHE CONFECCIONAN PILOTOS Y DONAN A LAS PERSONAS

Para recaudar más material han colocado distintas cajas para que la gente pueda depositar los sachet de leche o yogurt y así continuar con la confección de los pilotos.

“Nuestra tela es pegar los sachets y luego armamos las mangas, las gorras, como una prenda normal. Luego cocemos todo y el material pasa a ser un producto. Allí vemos la felicidad de nuestros compañeros tras haber logrado el objetivo”, relató.

“Desde que comencé con el proyecto jamás vendí ningún piloto, todo lo que confeccionamos donamos a quienes nos piden. También armamos una buena cantidad de prendas y elegimos un lugar donde donar”, añadió Alicia.

Para que el proyecto sea sustentable, han decidido entre los solidarios vender uno piloto y regalar otro. “Cuando nos compren deben saber que están comprando un piloto para sus hijos y también donando uno para otro. Todo el dinero recaudado será para comprar material y hacer crecer el proyecto”, insistió.

“Queremos llegar a todas las escuelas rurales de Misiones, estamos muy enfocados en el proyecto. Queremos abrigar y abrigar a cientos de niños y jóvenes que no puedan tener un abrigo o piloto”, reconoció Alicia.

En total son 10 personas que trabajan día a día e invierten su tiempo en conseguir los sachets, limpiar, diseñar y confeccionar los pilotos.

Artículo visitado 35 veces, 1 visitas hoy

www.MisionesOnline.net


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top