En medio de fuertes críticas y manifestaciones públicas la empresa Capital del Monte, única prestataria del servicio de transporte urbano de pasajeros en Oberá, pidió elevar $55 el valor del boleto único por sobre los $30 actuales, llevando el costo final a $85.

Lo hizo esta mañana en la jornada de audiencia pública realizada en el Concejo Deliberante de la ciudad.

Un asesor legal de la empresa, Héctor Alejandro Díaz, expuso los puntos por los que considera que el aumento «debe ser otorgado de manera urgente», mientras afuera del recinto unos 200 usuarios del servicio se manifestaron en contra.

«El índice de pasajeros transportados por kilómetro ha disminuido considerablemente en Oberá -a 1,84 pasajeros por kilómetro según cálculos de la empresa- y si consideramos eso el valor actual de la tarifa técnica alcanza los $105,40», explicó Díaz reconociendo que «los subsidios cubren una parte del costo ($20) pero necesitamos un aumento urgente de al menos $55 sobre el valor actual del boleto único, es decir, tiene que valer al menos $85».

En su exposición ante los concejales, Díaz dijo que el pedido de aumento «no se debe a una puja de oferta y demanda sino al proceso inflacionario que sufre la Argentina», y en ese punto fue crítico con la administración municipal: «La falta de actualización tarifaria es el peor de los incumplimientos contractuales en los que ha incurrido la municipalidad», afirmó y en esa línea agregó que «haber tenido a la empresa 19 meses atrasada la tarifa demostró una absoluta falta de consideración de la municipalidad a lo que padeció la empresa en estos meses de pandemia».

 

«Rehenes de un mal servicio»

Del otro lado del deseo económico de Capital del Monte están los usuarios, que se oponen al brutal aumento y algunos de ellos tuvieron la oportunidad de expresarse ante los ediles, que en los próximos días deberán decidir en consecuencia.

«Se sigue manteniendo un negociado o se mantiene el servicio», dijo Gustavo Detke antes de pedir «que la empresa exponga sus recursos, ingresos y egresos porque no tenemos certeza de nada de lo que dicen, somos únicamente rehenes de un mal servicio».

«¿Dónde fueron los millonarios subsidios que reciben? Por los paros que hacen los choferes nos enteramos que ni siquiera cumplen con algo básico que es pagar los sueldos en tiempo y forma, por eso pido que así como exigen aumentos que abran los libros contables para que nosotros, los usuarios, sepamos la manera en que se manejan».

Ninguno de los usuarios que se expresaron dijo algo bueno del servicio que ofrece Capital del Monte. Todo lo contrario.

Incumplimientos de horarios, falta de líneas en barrios populares, unidades viejas o deterioradas, falta de control y transparencia.

«Pasan los años y siguen las mismas quejas y deficiencias, colectivos viejos que se rompen, que no cumplen con un servicio básico y hay que discutir eso también en paralelo a los pedidos de aumento», opinó Gustavo Velázquez y exigió a las autoridades «control y transparencia».

«En muchos barrios el servicio es pésimo, pero para pedir aumentos son los primeros», reclamó otra usuaria instó a los ediles a «trabajar en favor de los que más sufren, del que trabaja todos los días y usa cuatro veces o más el transporte público».

«Les pido que no toquen el bolsillo de los trabajadores, porque los que viajamos en colectivo nos deslomamos trabajando sin siquiera a veces poder llegar a fin de mes. Se tienen que terminar los negociados», aseguró.

Artículo visitado 22 veces, 1 visitas hoy

Cristian Valdez
cristianmarcelovaldez@gmail.com

Territoriodigital

Cristian Valdez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top