Más allá de la situación económica difícil que atraviesan las Facultades con un presupuesto muy reducido, se sigue con proyectos de investigación y aportes a la comunidad. Desde la Facultad de Ingeniería confirmaron que existen actualmente 22 proyectos que están en vigencia “que hemos presentado con docentes, alumnos, no docentes y graduados, que pretenden transferir conocimientos a la sociedad”, indicó Leandro Correa desde la Secretaría de Extensión de la Facultad de Ingeniería de Oberá.

Como uno de ellos mencionó que “Se capacitó a muchas personas en instalación eléctrica en el barrio de 100 has, que les sirve para su propio vivir y para trabajar. También trabajamos mucho con la Municipalidad, haciendo capacitaciones para el personal del municipio sobre mediciones de ruidos y tema seguridad. Este año, también se presentaron proyectos a otros municipios de energía renovable, eficiencia energética, entre otros”, dijo Correa.

Esto, a pesar de la situación económica, “todos son proyectos voluntarios, no se cobra por el trabajo” señaló al tiempo que destacó que se trabaja mucho con escuelas técnicas en instalación de paneles solares, , generación de energía, calentamiento de agua. “Buscamos y gestionamos fondos del BID y en ese sentido realizamos proyectos con ONG y alumnos avanzados de las carreras”, destacó al Aire de Integración.

En la localidad de El Soberbio trabajan con un prototipo para instalar una microturbina junto al Ing Erik Barney, aunque desde el 2016 se cortaron los fondos para estos proyectos por lo que muchos están truncos.

En cuanto a los que actualmente están en vigencia y resultan de aplicación colectiva, Hugo Yakowec, alumnos avanzado de la Facultad detalló que “unas 150 familias podrán recibir agua una vez que se termine el proyecto que pretende generar el vital líquido para ellos y que disparó la facultad de Ingeniería, a través de bombeos solares, de las vertientes a un tanque donde se hace la redistribución, encabezado por el Ing kerkoff, la asociación Civil Fortalecer Mnes, el INTA, el municipio de El Soberbio y los mismos aborígenes guaraníes que también participan. “Es una especie de vinculación, trabajamos con un panel eléctrico y otro solar, estamos viendo la automatización”, explicó

Dijo que “Otro proyecto es la construcción de un vivero para generar plantines de arboles autóctonos. Los aborígenes harán la recolección de semillas y harán plantines para que en la ruta desde El soberbio al Moconá se reforeste luego. El vivero se instalará cerca de una escuela, para que los alumnos aprendan además sobre el cuidado de la naturaleza”, apuntó

Artículo visitado 52 veces, 1 visitas hoy

Meridiano 55

www.Meridiano55.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top